Amargo desencuentro entre Gobierno y oposición en un pleno sin novedades

La alcaldesa de Haro, Laura Rivado, atiende la intervención del popular Alberto Olarte. :/Jöel López
La alcaldesa de Haro, Laura Rivado, atiende la intervención del popular Alberto Olarte. : / Jöel López

La sesión convocada por el Partido Popular tan solo sirve para marcar dos visiones antagónicas de la gestión municipal

Jöel López
JÖEL LÓPEZ

Poco de extraordinario tuvo la sesión celebrada ayer en el Ayuntamiento de Haro. El Partido Popular convocó este pleno, el tercero en un año, para pedir explicaciones. El Gobierno las dio pero nadie pareció quedar satisfecho.

El primer partido de la oposición acusó al equipo de gobierno de no tener «ambición» y de abandonar proyectos «ilusionantes y necesarios» como el polígono de Zaballa o el pabellón multiusos.

Laura Rivado defendió su gestión basada en acciones concretas y el portavoz de Ganemos, Javier Redondo, aseguró trabajar para los vecinos y no «para salir en la prensa». Dos visiones muy diferentes de hacer política en Haro se enfrentaron, incluso verbalmente, en un pleno duro y bronco, sobre todo al final del mismo.

La banda sigue en el aire

Como era de esperar, la situación de la Banda municipal de Haro ocupó bastante tiempo del debate político jarrero. Alberto Olarte acusó al equipo de gobierno de «crear más problemas en vez de buscar soluciones» aludiendo a las diferentes sanciones impuestas a la banda por diferentes ausencias de sus miembros.

El concejal responsable, Javier Redondo, aseguró que se limitó a cumplir el contrato firmado en su momento por el PP para no caer en «fraude de ley».

Ya con el contrato expirado, el futuro es incierto. Afirma Redondo que se está trabajando en una nueva relación contractual.

Mientras, la Junta gestora de la banda informó ayer, en un comunicado, que finalmente no participará en la cabalgata de reyes de esta misma tarde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos