El acceso a la plaza de la Iglesia quedará restringido para los vehículos

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Haro

Con el objetivo de «mejorar la viabilidad de la zona y evitar que los vehículos accedan a la plaza de la Iglesia», según informa el equipo de Gobierno de Haro, así como para ofrecer «una mejor imagen de este espacio», se van a modificar los puntos de carga y descarga.

En concreto, dos de las plazas de aparcamiento reservadas para los vehículos de la Policía Local de Haro frente a la comisaría se trasladarán a otro punto de la misma calle Santiago para situar en ese espacio una nueva zona de carga y descarga pasa «camiones o vehículos de gran tonelaje». También se habilitarán dos espacios más en la subida a la Atalaya, junto a la Iglesia para que quede «totalmente cerrado el acceso a la plaza de la Iglesia, donde no se podrá acceder, como ocurre actualmente».

El edil de Obras, Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Haro, Javier Redondo, justifica que «nos encontramos ante un espacio emblemático donde no es de recibo que accedan vehículos, ya que da muy mala imagen».

Fotos

Vídeos