La Rioja

La bodega López de Heredia recupera terrenos junto a la estación de tren

La finca rústica vendida por ADIF se encuentra detrás de la subestación eléctrica situada frente a la estación del ferrocarril de Haro. ::
La finca rústica vendida por ADIF se encuentra detrás de la subestación eléctrica situada frente a la estación del ferrocarril de Haro. :: / Diego Marín A.
  • Renfe expropió hace más de un siglo propiedades al fundador de la empresa jarrera que ahora recuperan sus bisnietos

A finales del año 2016, la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) subastó públicamente una finca rústica en Haro, situada frente a la estación del ferrocarril. La parcela, localizada en el paraje Los Arenales, ostenta la clasificación de protección de cauces fluviales, rivera y márgenes y no es urbanizable. Con 3.828,5 metros cuadrados, la subasta se lanzó con un precio mínimo de puja de 28.500 euros, con 1.425 euros de fianza.

Según ha informado ADIF, sólo se presentó una oferta y esta fue aprobada al ser correcta y superar el precio mínimo de puja, aunque no ha trascendido la cantidad de la adjudicación. El comprador ha sido la bodega López de Heredia, que, precisamente, se sitúa junto a la finca. El terreno rodea la subestación eléctrica y se encuentra en la trasera de la bodega, frente a la estación del tren, y se accede a la misma por medio del espacio dedicado al embarcadero del Barco del Vino, proyecto desestimado y ya abandonado.

Este no es el único terreno puesto a la venta por ADIF, que en los últimos años ha subastado diferentes propiedades en desuso dentro de su «plan de racionalización de activos» con el fin de «mejorar la eficiencia en la gestión de estos activos, generar ingresos y reducir costes». Para López de Heredia, la adquisición del terreno ha sido «una cuestión histórica». Según cuenta su director general, Julio César López de Heredia, «en su día, a mi bisabuelo le expropió terreno Renfe para construir la trinchera del tren».

La estación de tren de Haro se inauguró en 1880. Años antes Rafael López de Heredia había adquirido unos almacenes junto a las vías del tren Tudela-Bilbao, habilitadas en 1863. Si hace 137 años el tren ganó ese espacio a las bodegas en Haro, que acabaron multiplicándose a su alrededor, ahora es la bodega López de Heredia la que le gana terreno al ferrocarril, aunque sea casi por una cuestión sentimental. «Orográficamente es un terreno complicado. Pero lo hubiéramos comprado igual porque todo lo que esté a nuestro alrededor nos interesa», asegura Julio César López de Heredia. Y aunque no piensa construir, sí permitirá un acceso directo a su depuradora, ya que es la única bodega del barrio de la Estación con una propia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate