La Rioja

Enganchados por la pesca

Niñas y niños disfrutan por igual con esta actividad. :: c.v.
Niñas y niños disfrutan por igual con esta actividad. :: c.v.
  • Medio centenar de niños participan en los talleres sobre el arte de la pesca que organiza la Sociedad Riojalteña

La pesca también es cosa de niños. De hecho en Haro la afición por este deporte comienza a edades bien tempranas. Cada año, la Sociedad Riojalteña de Caza y Pesca organiza durante las fiestas patronales concursos de pesca que reúnen a un buen número de escolares. Y con motivo de mantener y potenciar esa afición, desde la entidad llevan tres años convocando un curso intensivo durante la Semana de Pascua.

Cincuenta y cinco niños, entre 8 y 11 años, están estos días aprendiendo las artes de la pesca junto a integrantes de la junta directiva de la sociedad y veteranos aficionados a la pesca. El martes tuvieron una primera toma de contacto con una sesión teórica. Junto a los monitores vieron las diferentes modalidades de cebos que existen y también aprendieron qué tipo de especies viven en las aguas del Tirón y del Ebro más cercano.

Truchas arcoiris, trucha común, siluros, lucios, carpas o cangrejos habitan en los ríos que transcurren por la ciudad jarrera. Pero de momento ninguno ha decidido hacer caso a los cebos que desde el miércoles llevan lanzando los niños al agua.

Tras la clase teórica, es hora de poner los conocimientos en marcha y en grupos se reparten por diferentes tramos del Tirón. El pasado miércoles se acercaron hasta el Coto Carrascón y la Fuente de la Salud. Uno a uno fueron colocando el cebo y mostrando sus habilidades a la hora de lanzar la caña. Cucharilla para pesca sin muerte, lombriz, mosca y pez son algunos de los cebos con los que trataban de pescar alguna pieza que, al menos el otro día, se les resistió.

Pantaleón Olmos, presidente de la Riojalteña, asegura que «sobre todo se les enseña a lanzar la caña y a que sepan qué es lo que pueden pescar y cómo». Los niños se mostraban encantados y aguardaban nerviosos el turno para poder demostrar su habilidad. Muchos de ellos suelen participar en los concursos de pesca, pero la gran mayoría no había puesto en práctica sus conocimientos en el río.

Ayer estuvieron en la zona del Viano, donde dieron buena cuenta de un bollo con chorizo, y recorrieron el Tirón hasta la presa de Arrauri. La dinámica fue la misma que el día anterior pero el objetivo de esta actividad también es que conozcan los distintos lugares donde se puede pescar. Mañana finalizará el curso con una salida al tramo comprendido entre el Ferial y cerca de la desembocadura del Tirón en el Ebro.

La actividad es gratuita para los inscritos e incluye el almuerzo los cuatro días. La Riojalteña está satisfecha con unos cursos que mantienen la afición por la pesca en unos jóvenes que, muchos de ellos, acaban sacándose la licencia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate