La Rioja

El edificio María Díaz de Haro permanece con andamios. :: D.M.A.
El edificio María Díaz de Haro permanece con andamios. :: D.M.A.

El María Díaz por fin ve la luz

  • Fomento iniciará en primavera las obras de rehabilitación del nuevo centro de ocio para la juventud

Es casi una deuda histórica de la ciudad que, por fin, parece que se hará realidad. Las obras de rehabilitación del edificio María Díaz, que donó Antonio Briones a Haro en el 2006, situado en la esquina de la calle de la Vega con Castañares de Rioja, comenzarán durante la próxima primavera. La alcaldesa jarrera, Laura Rivado, y el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Haro, Leopoldo García, mantuvieron el pasado jueves una reunión con el subdirector general de Arquitectura, Vivienda y Suelo del Ministerio de Fomento, Javier Martín Ramiro, para hablar del que se pretende que sea nuevo y definitivo centro joven.

«De esa reunión salimos con muy buenas noticias, Fomento pondrá en marcha las obras a finales del mes de abril o principios de mayo de este mismo año», advirtió Laura Rivado. El proyecto del centro María Díaz se remonta al 2012 y trata de acondicionar este emblemático edificio del siglo XIX, condición impuesta en el acuerdo de donación, renovado hasta el 2020. La rehabilitación incluye su vaciado, puesto que estaba destinado a viviendas, y la construcción de una nueva cubierta.

El Ayuntamiento firmó en octubre del 2016 un protocolo de colaboración con Fomento para la ejecución de las obras y un mes después la Administración local concluyó los trámites para lograr la autorización de los vecinos del edificio colindante para la servidumbre de paso. Fomento licitó en junio del 2016 las obras de rehabilitación por un presupuesto base de 3.587.000 euros (IVA incluido) y a la convocatoria concurrieron dieciséis ofertas, resultando la empresa madrileña Vías y Construcciones, con una propuesta de 25% de rebaja, la que ha recibido mejor puntuación técnica.

En dos semanas se podría formalizar el contrato e iniciarse los trámites para que las obras sean, por fin, una realidad. La intervención dispondrá de un plazo de ejecución de un máximo de dieciocho meses y estará íntegramente financiada por el Estado, dentro del programa de rehabilitación arquitectónica del Ministerio de Fomento. No obstante, el Ayuntamiento de Haro ha asumido los costes de la redacción del proyecto (93.000 euros), ya abonados, y los de la dirección de la obra (70.800 euros).