Por encima de Anguiano y Santurde

Caminantes por los montes de Anguiano, al fondo./
Caminantes por los montes de Anguiano, al fondo.

Las dos citas senderistas realizadas en ambas localidades riojalteñas reunieron en sus montes a un total de mil caminantes

TEXTO Y FOTOS: J. ALBO

Anguiano y Santurde de Rioja reunieron ayer en torno a un millar de caminantes en la suma de las dos travesías que recorrieron los montes de sus respectivos términos municipales.

De ellas, más de 650 participaron en la 19 Marcha senderista de Anguiano, que arrancó bajo la lluvia, aunque, afortunadamente para todos, paró una hora después y ya solo reapareció de forma intermitente y débil a lo largo de la jornada que organiza la Asociación senderista de Anguiano, con la ayuda de una legión de voluntarios.

El recorrido presentaba barro y humedad en algunos tramos, fruto de las intensas precipitaciones previas, lo que no restó un ápice de belleza a un paisaje primaveral a rabiar -con todos los colores que la palabra encierra-, muy diferente al de la anterior edición. En total, unos 24 kilómetros y el punto más alto a 1.470 metros, en el que se repartían unos reconfortantes bocadillos calientes de jamón.

Santurde de Rioja, por su parte, había inscrito a 500 personas, aunque la mañana lluviosa tumbó muchos ánimos. De hecho, calculaban desde la localidad que unas 300 personas tomaron la salida, aunque la cifra se completó casi totalmente para la comida, que se resguardó en el polideportivo y celebró con regalos la X edición de esta cita senderista.

Distintos lugares, otros montes pero un mismo final para todos: un plato de patatas a la riojana, servidas con todo el cariño, la amabilidad y simpatía de la buena gente de estos dos pueblos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos