Un desprendimiento de rocas corta de forma parcial la LR-250 toda la noche

Rocas caídas sobre el carril. g.
/M. J.
Rocas caídas sobre el carril. g. / M. J.

El deshielo originó el desplome del terreno sobre un carril en las inmediaciones de Soto

P. HIDALGO

Un impresionante desprendimiento de rocas ha dejado parcialmente cortada esta pasada noche la LR-250, la carretera que vertebra el Camero Viejo, en un punto situado aproximadamente un kilómetro antes de acceder a la localidad de Soto en Cameros.

El derrumbe de piedras de una pared de roca se produjo en torno a las 19.45 horas de ayer, ocupando parte del carril de subida en sentido Logroño-Laguna, una vez pasado el mirador sobre el cañón del Leza y antes de entrar en el pueblo de Soto.

El lugar donde se ha producido el desplome del terreno es una zona muy sombría, que ha permanecido helada estos días y que carece de mallas de protección. Al elevarse ayer las temperaturas, el deshielo propició este desprendimiento en esta parte del entorno del cañón del Leza donde suelen registrarse este tipo de incidencias. Tras recibir el aviso de particulares, la Guardia Civil acudió a señalizar el derrumbe. Hoy deberá ser retirado con maquinaria pesada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos