Denuncian la presencia de perros peligrosos sueltos y sin bozal en Lardero

P. H.

«Uno llevaba a su perro con una correa extensible, se le escapó y por poco ataca al mío», critica Alberto Blanco, un vecino de Lardero que denuncia que en esta localidad los canes potencialmente peligrosos «no van como tienen que ir, sino que tienen licencia libre».

Blanco se queja de que se les puede ver por la calle sin bozal, sueltos o sujetos por correas inapropiadas para razas potencialmente peligrosas (no deben superar los dos metros de longitud). «He visto perros sin bozal y sin atar a las puertas de un bar», atestigua.

Señala que esta problemática se da fundamentalmente en zonas con áreas de esparcimiento del municipio como la plaza de la Iglesia, el parque de la Selección Española o en el situado en Avenida de Madrid. «Tengo miedo de que algún día suceda aquí algo como ha ocurrido en otras partes del país», confiesa, en referencia al reciente ataque sufrido por una mujer de 82 años en Covelo (Pontevedra).

Blanco subraya que ha puesto varias denuncias en el Ayuntamiento y «no hacen nada». También asegura que ha llamado a la Policía Local «pero no deben denunciar a nadie porque al día siguiente la cosa sigue igual».

El alcalde de Lardero, Juan Antonio Elguea, asevera que la Policía Local de Lardero contempla este asunto «como uno de los temas que trata con mayor rigor» y considera que esta queja ciudadana puede obedecer a «una apreciación personal». No obstante, se compromete a trasladar a los agentes policiales esta denuncia; al tiempo que se muestra receptivo a recibir este tipo de quejas vecinales y a ofrecer una respuesta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos