La suspensión de los servicios de las nuevas tecnologías provoca el caos a nivel general

S. S. J. CERVERA.

Lo sucedido en la comarca de Cervera y en varios pueblos de la ribera navarra supone una prueba práctica del caos que puede generar a nivel general y en ciertos sectores en particular la falta del servicio de las nuevas tecnologías.

Estar sin teléfono fijo ni móvil ni Internet no sólo supone que no se pueda contactar con familiares y amigos; conlleva la imposibilidad de realizar cualquier trámite que requiera conexión, las empresas no pueden recibir pedidos, ni los establecimientos cobrar con tarjeta.

Los bancos carecen de servicio lo mismo que las farmacias no pueden operar con la receta electrónica (en Cervera un cartel indica que hay que solicitar al médico las urgentes en papel). En este caso además, se ven imposibilitadas a la hora de reponer medicamentos que no tienen. Un ciudadano comentaba ayer que llevaba dos días sin dinero porque no puede retirar efectivo ni en el cajero automático ni en la caja del banco.

En la oficina de atención al ciudadano han utilizado móviles particulares de otras compañías para tramitar diversos asuntos. Y los responsables de servicios sociales fueron de casa en casa para avisar de la situación a usuarios dependientes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos