El Pleno aprobó ayer el Presupuesto para este año por valor de 2.415.479 euros

Pleno de ayer en el Ayuntamiento de Cervera del Río Alhama. :: s.s.j./
Pleno de ayer en el Ayuntamiento de Cervera del Río Alhama. :: s.s.j.

Los ediles votaron la prescripción de casi 1,2 millones de euros pendientes de cobro, acumulados desde 1997

S. SAINZ

El Ayuntamiento de Cervera del Río Alhama celebró ayer un pleno en el que aprobó el Presupuesto general municipal para el año 2018. El importe total es de 2.415.479,03 euros.

Hubo cinco votos a favor del PSOE-Cervera Plural, otro de El Puntal y los cinco del PP votaron en contra alegando que el Consistorio debería haber sido más ambicioso en las inversiones y acudir a las consejerías para solicitar subvenciones. También achacaron su postura a que, según un informe del secretario, se incumple la regla de gasto de la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

La alcaldesa, Estrella Santana, contestó que se pidió al Gobierno regional un convenio para la segunda fase de las obras del balneario de La Albotea pero la respuesta fue negativa porque ya se firmó un acuerdo el año pasado para la primera fase y hay otros municipios con necesidades que atender.

Respecto a la regla de gasto explicó que sólo se cumplió en 2017. El problema a la hora de estar acorde con esta ley es que no se pueden aumentar las inversiones sin convenios y, además, tampoco se cumple cuanto más financiación se tenga.

En relación al presupuesto, la mayor parte de los ingresos corresponde a impuestos directos, 1.174.000 euros. Destaca además el capítulo de transferencias corrientes, con 447.459,95 euros y tasas, precios públicos y otros ingresos con 424.900 euros. En gastos, la cuantía más alta se destina a bienes y servicios con 1.201.830 euros. Para personal se prevén 820.200 euros y para inversiones reales 424.319,35 euros.

También se aprobó la prescripción o modificación de saldo de obligaciones pendientes de pago por 241.624,18 euros y derechos pendientes de cobro por 1.172.478,40 euros, acumulados desde 1997.

Según explicó Santana, en algunos casos se trata de errores contables, por ejemplo, al incluir subvenciones presupuestadas un determinado año en los ingresos del ejercicio siguiente. En otros son cantidades de las que no figura que se haya hecho reclamación, algo por lo que se pidió explicaciones al anterior equipo de gobierno municipal.

El exalcalde, José Luis Sanz, contestó «estoy para hacer preguntas, no para dar respuestas» y que se tendría que mirar cada caso con el antiguo tesorero. Dijo que en su momento se habrían reclamado los importes adeudados y que no todo es responsabilidad suya, también del secretario y del tesorero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos