Cenicero pone a la venta por 323.000 euros un piso en Madrid donado hace 80 años

Fachada de la Casa Consistorial de Cenicero. :: j. r. frías/
Fachada de la Casa Consistorial de Cenicero. :: j. r. frías

La vivienda fue cedida por el doctor Ruiz de Azcárraga y ha sido recuperada por el Ayuntamiento tras un litigio con sus inquilinos

P. HIDALGO

El Ayuntamiento de Cenicero ha sacado a la venta el piso de propiedad municipal ubicado en el barrio de Malasaña de Madrid, en el que vivía un anciano que llevaba cerca de dos décadas sin pagar el alquiler. El Boletín Oficial de La Rioja (BOR) recoge el anuncio de licitación de la enajenación, que sale a concurso por un presupuesto base de 323.000 euros al alza.

El alcalde de Cenicero, Pedro María Frías, pretende con esta venta dar por zanjado un asunto que suscitó una enconada batalla legal durante dos décadas contra el inquilino ante el temor de perder la propiedad. Además, el regidor se muestra «preocupado» porque en el último tiempo «nos han entrado okupas», que tuvieron que desalojar con Policía y Guardia Civil. «Nos da miedo tener eso ahí» y volver a verse en una situación análoga a la que ha motivado la enajenación, reconoció el primer edil cenicerense.

El Consistorio de Cenicero recibió la vivienda ubicada en el número 10 de la calle Apodaca fruto de una donación del ilustre doctor Ricardo Ruiz de Azcárraga. Hace cerca de 80 años se la alquiló a un policía y su familia. Tras la muerte del agente, el arrendamiento se subrogó a sus dos hijos vivos, Isabel y José Luis. Ante el temor de perder la propiedad del piso, el Ayuntamiento de Cenicero emprendió un proceso para recuperar el inmueble y, en vista de que los querían echar, los inquilinos dejaron de pagar las rentas hace unas dos décadas.

Isabel se buscó hace tiempo un piso compartido. En cambio, el Consistorio inició un proceso de desahucio en precario contra José Luis para sacarlo de la casa en la que nació y ha vivido con su familia. Este hombre, septuagenario, ha sufrido dos infartos, un ictus y padece graves problemas de espalda. Cobra además una exigua pensión de cerca de 360 euros.

Tanto PSOE como IU de Cenicero intentaron evitar en varias ocasiones que el anciano tuviera que abandonar la vivienda. Si no, solicitaban que el Consistorio cenicerense le buscara una alternativa habitacional. El alcalde siempre defendió que «allí no vivía nadie», apoyándose en que al Ayuntamiento le constaba que José Luis había ingresado varias veces en residencias de la sierra madrileña, que visitaba centros de salud de esa zona y en los testimonios de los vecinos del inmueble.

El pasado junio una sentencia judicial dio la razón al Consistorio y le permitió recuperar el piso. Ahora lo saca a la venta para «acabar con esto» y reinvertir el dinero que se obtenga en Cenicero. Frías indica que ya han «pedido permiso» a la Consejería de Administraciones Públicas para enajenar el inmueble y dirigir la cuantía que se logre a financiar actuaciones en la localidad riojana. El regidor anticipa que se destinará a alguna obra prevista para el 2018, «pero todavía no está claro a cuál». Asimismo avanza que, antes de licitarlo, diversos potenciales compradores ya se han interesado por la vivienda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos