El cementerio de Cornago amplía su zona de nichos y dispondrá de columbarios

El cementerio de Cornago con la nueva zona al fondo. :: s.s.j./
El cementerio de Cornago con la nueva zona al fondo. :: s.s.j.

Desde principios del siglo XIX hasta la década de los años setenta los enterramientos se hacían en el interior del castillo

SANDA SAINZ

El Ayuntamiento de Cornago está llevando a cabo durante el mes de noviembre una intervención de mejora en el cementerio municipal. Los trabajos consisten en habilitar una zona que estaba en desuso con el objetivo de ampliar el número de nichos disponibles.

En estos momentos se ha terminado la adecuación del espacio donde una empresa especializada instalará nichos prefabricados.

Además, allí mismo se dispondrá de columbarios para depositar las cenizas ya que hasta ahora no existía este servicio en el camposanto cornagués.

Según manifiesta el alcalde, Luis Martínez Zapater, la parcela que se está arreglando no había sido bendecida ya que estaba destinada, cuando se construyó el cementerio, a enterramiento de difuntos no bautizados, personas de otras religiones e incluso suicidas, pero nunca se llegó a utilizar.

Por el momento no había falta de nichos pero sí se preveían a no muy largo plazo, por lo que el Consistorio ha preferido tomar esta medida antes de que surja el problema.

Del castillo a la carretera

La historia de los enterramientos en Cornago resulta más que curiosa durante los últimos siglos. A principios del XIX los regidores del municipio toman la decisión de utilizar como cementerio el interior del castillo medieval, una construcción emblemática, seña de identidad de Cornago.

Entonces se destruyeron las edificaciones interiores y se rellenó de tierra. La torre cilíndrica de la fortaleza sirvió de osario. Muchos piensan que esta función propició el buen estado de conservación de los muros y torres del castillo, hoy en día recuperados para el turismo.

En el año 1971 se inauguró el actual camposanto en la carretera de Cervera. La fortaleza permaneció un tiempo como cementerio hasta que las tumbas fueron trasladadas al nuevo recinto, a principios de la década de los ochenta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos