El camping de Bañares contrata a tres trabajadores afectados por el incendio del Camping Doñana Playa

Se les mantienen las mismas condiciones laborales y económicas que en el anterior puesto de trabajo y se les ofrece de manera gratuita alojamiento y manutención

EUROPA PRESSlogroño

El camping riojano de Bañares contrata a tres trabajadores afectados por el incendio del Camping Doñana Playa. Se trata de 2 camareros y un vigilante de seguridad que se habían quedado sin trabajo tras el siniestro del pasado 25 de junio.

Se les mantienen las mismas condiciones laborales y económicas que en el anterior puesto de trabajo y se les ofrece de manera gratuita alojamiento y manutención. La Federación Española de Campings y la Federación Andaluza de Campings trabajan también con otra veintena de empleados afectados para reubicarlos en campings de todo el país.

El incendio del Camping Doñana Playa no solo afectó al establecimiento sino a todo un sector especialmente sensibilizado con este tipo de tragedias naturales. Apenas 48 horas después del siniestro, la Federación Española de Camping y la Federación Andaluza de Campings ofrecieron toda su ayuda a los responsables del Camping Doñana Playa para paliar las consecuencias, especialmente de los 130 empleados del establecimiento que ya estaban contratados para toda la temporada alta a punto de comenzar.

"Independientemente de las pérdidas económicas y materiales, nos preocupaba mucho el futuro más inmediato de los trabajadores que ya estaban contratados y que se quedaron sin trabajo de la noche a la mañana. Por ello, comenzamos a mirar de que manera podíamos ayudar y aportar nuestro granito de arena para aliviar, en la medida de lo posible, la situación de muchos de esos empleados", comenta el gerente del Camping Bañares, Jon Koldo Salgado.

"Lo primero que hicimos en coordinación con la dirección del Camping Doñana, fue elaborar una lista con aquellos trabajadores que necesitaban trabajar urgentemente, sin esperar a las ayudas de la Junta de Andalucía y sin limitaciones geográficas. Por otro lado, contactamos con nuestros campings asociados y pertenecientes a la FEEC, para conocer su predisposición a contratar a estos empleados en las mismas condiciones económicas y laborales que tenían en Doñana. Afortunadamente, la respuesta ha sido extraordinaria", asegura Adolfo Porras, presidente de la Federación Andaluza de Campings.

Cuando se está a punto de cumplir el primer mes desde que ocurrió el siniestro, la Federación Española y la Andaluza trabajan ya con una veintena de empleados para ser reubicados en distintos campings de todo el país en los próximos días.

"Se trata de recepcionistas, camareros, animadores, personal de limpieza, cajeras e incluso socorristas. Hemos recibido solicitudes de más de 50 campings de todo el país que estaban a punto de contratar personal en sus lugares de origen, pero, ante la tragedia, han preferido esperar unos días a que tuviéramos toda la documentación necesaria para contratar a estos empleados de Doñana", señala Porras.

Este ejemplo de solidaridad no es nuevo en el sector del camping. Durante 4 años consecutivos (2.012-2.015) y en plena crisis económica, más de un centenar de establecimientos nacionales participaron en la campaña "Bungalow Feliz: ni un niño sin vacaciones" proporcionando estancias gratuitas durante los veranos a familias desempleadas con hijos pequeños.

Fotos

Vídeos