Calidad Ambiental detectó 103 fugas de agua en 23 municipios en tres meses

Presentación, ayer, de los resultados del estudio sobre fugas. :: albo/
Presentación, ayer, de los resultados del estudio sobre fugas. :: albo

J. A.

La campaña realizada entre julio y septiembre por la Dirección General de Calidad Ambiental y Agua del Gobierno de La Rioja en las redes de abastecimiento de 23 municipios de la cuenca del Oja detectó 103 fugas, de las que se han reparado ya 48. Ello ha supuesto un ahorro anual de 742.556 metros cúbicos, en base a una inversión que ha rondado en total los 56.047 euros y de la que se van a poder beneficiar más de 19.800 vecinos, entre los permanentes y los estacionales.

«Se trata de una cantidad muy significativa porque supone el 29% del agua consumida en estos pueblos, pero si se arreglan las 103 fugas podríamos estar hablando del 48%, es decir, de 1,2 hectómetros cúbicos de ahorro real al año», subrayó ayer el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, al dar a conocer los resultados del estudio. Ese potencial ahorro anual supondría, en términos económicos, unos 226.469 euros en la suma de los 23 municipios. Ello, de estar todos incluidos en el sistema de abastecimiento -tres no pertenecen a él-, y al precio del agua que este tiene marcado, que es de 0,185 euros el metro cúbico.

«Con poca inversión se puede ahorrar una gran cantidad de agua», dijo Nagore en alusión, sobre todo, a algunos ayuntamientos que son reacios a entrar en el sistema de abastecimiento porque tienen fugas importantes y ello les supondría un mayor desembolso. «Algunos tendrían que renovar redes, pero otros, con una pequeña inversión ahorrarían mucho», insistió el consejero, que no obvió que la reducción de fugas es especialmente importante en periodos de sequía como el actual, en el que -explicó- las aportaciones de la cuenca del Oja se han reducido de los 98 hectómetros cúbicos de un año medio a los 56 del presente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos