El vuelco de un camión en la AP-68 dejaatrapados un centenar de vehículos

Atasco de camiones en la AP-68, con el vehículo accidentado en primer término. :: díaz uriel/
Atasco de camiones en la AP-68, con el vehículo accidentado en primer término. :: díaz uriel

Hubo un herido y la circulación fue desviada por la N-232 en sentido Logroño durante la mañana de ayer

SANDA SAINZ

El accidente de un camión frigorífico en la AP-68 ocurrido ayer al amanecer provocó un herido y que un centenar de vehículos quedasen atrapados durante varias horas. Afortunadamente no hubo que lamentar víctimas mortales pero sí se puso de manifiesto una vez más el problema de las carreteras principales de nuestra comunidad autónoma.

La situación provocada desató de nuevo las voces que reclaman el desdoblamiento de la N-232 como la única solución viable y que critican los inconvenientes que sufre la autopista y sus usuarios por el aumento de tráfico. Hay que recordar que, desde el miércoles de la semana pasada, esta carretera se encuentra en obras en diversos tramos para sustituir el asfalto dañado por el paso de vehículos pesados.

El suceso se produjo a las 7.40 horas, cuando un camión frigorífico volcó y quedó cruzado en la AP-68, en el punto kilométrico 161 en dirección a Bilbao, en el término municipal de Alcanadre, según informó la Delegación del Gobierno.

En la rotonda de la LR-134 entre Calahorra y Arnedo hubo circulación lenta y atasco al salir de la AP-68

SOS Rioja comunicó que uno de los dos ocupantes del camión resultó herido y fue trasladado a la Fundación Hospital de Calahorra. A la zona acudieron efectivos de la Guardia Civil, puesto de control de la AP-68, bomberos del CEIS y recursos de emergencias del Servicio Riojano de Salud.

El tráfico quedó cortado y los vehículos que circulaban hacia Logroño-Bilbao fueron desviados por la N-232 en el peaje de Calahorra. Los que habían pasado la ciudad fueron dirigidos a la NA-134 en la salida de Lodosa-Pradejón.

El mayor problema lo tuvieron los turismos y camiones que se encontraban cerca del accidente, un centenar aproximadamente, ya que no pudieron ser evacuados por otras carreteras por lo que permanecieron atrapados allí sin poder continuar la marcha ni retroceder.

Según la Delegación del Gobierno, a las 10.40 horas se abrió el carril izquierdo y la entrada del peaje de Calahorra hacia Logroño y Bilbao. Hasta entonces sólo podían acceder los que se dirigían hacia Tudela y Zaragoza.

Patrullas de Tráfico y de Seguridad Ciudadana se ocuparon de realizar labores de regulación en los puntos más conflictivos. Uno de ellos, la rotonda de la LR-134, junto a la salida de la AP-68 en Calahorra, donde se produjeron paradas puntuales al confluir los conductores habituales de esta vía con los que eran desviados de la autopista cuya salida resultó lenta para cientos de vehículos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos