«Volvemos más ilusionadas»

Isabel y Vanesa se fundieron en un abrazo ante sus compañeros.:: i.á./
Isabel y Vanesa se fundieron en un abrazo ante sus compañeros.:: i.á.

Las coordinadoras despedidas del hospital de Calahorra se reincorporaron a sus puestos

I. ÁLVAREZ

Aplausos, muchas palabras de ánimo y una gran pancarta de bienvenida. Vanesa e Isabel, las dos coordinadoras de la Fundación Hospital de Calahorra despedidas tras haber puesto en conocimiento presuntas presiones e irregularidades por parte del gerente del centro, recibieron ayer el apoyo público y expreso de sus compañeros en el primer día de su reincorporación a sus puestos de trabajo.

Ambas profesionales, al frente de los departamentos de Mantenimiento y Logística y Compras, vuelven a la plantilla del hospital después de que el pasado 4 de mayo el Juzgado de lo Social nº3 de Logroño declarase sus despidos nulos de pleno derecho por vulneración del derecho fundamental a la libertad de expresión e información.

Ayer, ante sus compañeros, las dos coordinadoras confesaban haber sufrido «diez meses de calvario» desde que fueron despedidas el pasado 6 de septiembre del 2017. A pesar de ello, se mostraban agradecidas «por la solidaridad y el cariño recibido» por parte de «nuestros compañeros» y del comité de empresa del hospital. «Volvemos más ilusionadas que nunca para trabajar, con nuestro mejor hacer profesional, para los pacientes de este hospital público», decían las dos trabajadoras, que aunque satisfechas con la sentencia han presentado un recurso al considerar «insuficiente la reparación por el daño moral sufrido». El Gobierno de La Rioja, que debe 6.251 euros a cada una de ellas, también recurrirá el fallo, según anunció en el momento en el que se conoció la sentencia.

Por otra parte, el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso, a través de su diputado por La Rioja, César Luena, ha presentado una propuesta de fiscalización de la contratación de personal en la Fundación Hospital de Calahorra. A través de esta iniciativa se pedirá el apoyo del resto de partidos en la comisión mixta del Congreso-Senado para que el Tribunal de Cuentas inspeccione los procesos de contratación de personal en este hospital, «dado que en La Rioja no contamos con ningún tribunal o cámara de cuentas», precisa César Luena.

La propuesta encomienda al Tribunal elaborar un informe sobre los procedimientos que el Hospital de Calahorra ha utilizado para contratar y despedir a personal, y concretamente, que «estudie por qué el nuevo gerente procedió a realizar los despidos» -explica Luena- de las dos coordinadoras readmitidas. Luena dice que la fiscalización de las cuentas serviría para «evitar más perjuicios económicos (para el Gobierno), como los ocasionados por las sentencias» a favor de las trabajadoras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos