Tarde de 'miedo' en el Raso

La calabaza, imprescindible en la fiesta. :: i.á./
La calabaza, imprescindible en la fiesta. :: i.á.

Brujas, vampiros y zombis se dieron cita en la última fiesta de Haloween de 'Ponte la máscara'

I. ÁLVAREZ

Brujas y escobas. Vampiros y murciélagos. Momias y tumbas. Y sobre todo, arañas, calabazas, calaveras y 'cosas extrañas'. La calle Grande y la plaza del Raso del casco antiguo de Calahorra dejaron a un lado su aspecto apacible para convertirse ayer en dos escenarios de terror, en los que el miedo y la diversión iban de la mano. La ciudad bimilenaria celebró así su particular fiesta de Halooween, a la que no faltaron ni pequeños ni mayores.

Numerosas actividades hicieron de la plaza del Raso un lugar terrorífico, en el que se dieron cita monstruos, fantasmas y otros muchos personajes espantosos. Para todos aquellos que se acercaron a esa 'plaza del terror' hubo talleres de decoración de calabazas, camisetas y de dulces con forma de araña. Después llegaron las sorpresas con el mago Rubén y divertidos juegos y concursos. Y como a los 'muertos vivientes' también les gusta 'hincar el diente', todos los congregados merendaron un trozo de bizcocho. En la fiesta tampoco faltaron los caramelos. Ni los lotes de regalos que se llevaron los 'monstruos' más afortunados. La celebración de Halloween de ayer fue la última actividad organizada por la asociación 'Ponte la máscara', que esta misma semana ha anunciado su disolución. 'Ponte la máscara' lleva tres años en funcionamiento, ocupándose principalmente del Carnaval y colaborando en otras citas anuales, como el Día de La Rioja y el festival del pimiento. En el caso de los Carnavales a partir de ahora los tendrá que organizar sin su apoyo el Ayuntamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos