Como solución se plantea que las instalaciones sean municipales

S. SAINZ CALAHORRA.

Óscar Moreno, en representación de unas catorce autoescuelas de las que examinan en La Rioja Baja, explica que, «hasta junio de 2017 todos los exámenes de teórico, de práctico de pista y ciudad se hacían en Calahorra. Se convocó una huelga por parte de los examinadores de tres días a la semana y examinaban jueves y viernes. Empezamos a tener una acumulación de teóricos y por eso la jefa provincial de Tráfico, Beatriz Zúñiga, nos dio la opción de ir a Logroño, cosa que agradecimos. De no examinar más que una vez cada mes y medio del teórico a hacerlo todas las semanas supuso que pudiésemos continuar».

Moreno comenta que «no es cierto que esto iba a ser definitivo en Logroño como alguien dijo» y añade «hay otro elemento, las instalaciones de propiedad privada que cobran 15,86 euros por alumno que se examina, aparte de las tasas de Tráfico obligatorias y con eso nos sale más rentable, económicamente hablando, ir a Logroño. Además, en Calahorra no será una vez por semana sino cuando toque (tiene que estar presente un examinador) aunque eso es cuestión de organizarse. El problema principal, como digo es el económico».

Moreno termina «la solución pasa por que el Ayuntamiento tome cartas en el asunto y, como en muchas ciudades, por ejemplo en Tudela, hay unas instalaciones municipales cedidas a las autoescuelas que se encargan del mantenimiento y pagan un canon anual. Esto se lo hemos trasladado al Consistorio. Así se evitaría el problema de los teóricos y el existente de las pruebas en pista de motos y camiones».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos