«Si eres reincidente las sanciones se pueden duplicar»

I. Á. CALAHORRA.

Según la ordenanza municipal de limpieza, y tal y como se recoge en los folletos de la campaña, es obligación de los hosteleros mantener limpia la parte de la acera correspondiente a su fachada y el espacio de terraza, colocar ceniceros, recoger los posibles residuos producidos en el área de influencia del local, barrer y fregar el espacio público que le atañe y limpiar cualquier derrame que puede producirse durante el trasiego de la basura del local hasta el contenedor.

Las sanciones por incumplir alguno de estas normas oscilan entre los 90 y los 150 euros. «Si eres reincidente se pueden duplicar y triplicar», precisó ayer el concejal de Limpieza, Óscar Eguizábal, que compareció junto al director de FCC en La Rioja, Francisco Javier Miguel y el director de la empresa Bioma, Carlos Rivero.

La campaña comenzará este mes de diciembre y se extenderá durante varios meses del próximo 2018. Uno de los motivos para llevarla a cabo, explicó Eguizábal, es el hecho de que «hemos detectado acumulación de más basura» debido entre otros factores a que «cada vez nos visita más gente» en eventos como las Jornadas de la Verdura, las fiestas patronales o la Semana Santa calagurritana.

«Esto quiere decir que la hostelería está recuperando su 'forma', de lo cual nos alegramos, pero también tenemos que recordarle que tiene unas obligaciones», dijo el responsable municipal del área Limpieza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos