La reforma eléctrica de los tres colegios públicos costará más de 300.000 euros

Vista del colegio Aurelio Prudencio (a.) y visita a la zona del Silo. :: i.á. /
Vista del colegio Aurelio Prudencio (a.) y visita a la zona del Silo. :: i.á.

El Gobierno riojano y el Ayuntamiento de Calahorra firmaron ayer un convenio para adaptar los centros a la normativa de electricidad

I. ÁLVAREZ

El Gobierno de La Rioja y el Ayuntamiento de Calahorra invertirán más de 300.000 euros en la renovación de las instalaciones eléctricas de los tres colegios públicos de Calahorra (Aurelio Prudencio, Quintiliano y Ángel Oliván) para adaptarlos a la normativa de electricidad de baja tensión existente. Estas obras, que licitará y ejecutará el Consistorio calagurritano, se desarrollarán este verano, como así se comprometieron ayer el consejero de Educación, Alberto Galiana, y el alcalde, Luis Martínez-Portillo, en la firma del convenio para financiar a partes iguales las reformas en los tres centros.

Ambas administraciones invertirán en total 301.585 euros. En concreto, en el colegio Aurelio Prudencio se renovará la instalación eléctrica de baja tensión por importe de 153.444,44 euros. De otro lado, la inversión prevista para la ampliación, reforma y adecuación de la instalación eléctrica de baja tensión del colegio Quintiliano asciende a 104.991.28 euros y la del centro Ángel Oliván tiene un coste de 43.149,74 euros. «Cada vez hay más elementos novedosos en los colegios que hacen que haya que adecuar los sistemas de baja tensión a la normativa para que estén adecuados a la existente en la actualidad», explicó Martínez-Portillo. En definitiva, se trata de «inversiones potentes para un municipio como Calahorra» -dijo Alberto Galiana- , que forman parte «de una política que vamos desarrollando en todos los centros de La Rioja».

Además de la reforma del sistema eléctrico, el Ayuntamiento de Calahorra acometerá este verano otras actuaciones en los colegios Aurelio Prudencio y Ángel Oliván, para las que se ha solicitado subvención al Gobierno regional. En el Aurelio Prudencio se va a pavimentar con hormigón el campo de fútbol del patio con un coste de 14.940,05 euros, mientras que en el Ángel Oliván se va construir un porche para unir el edifico de este centro educativo con su pabellón deportivo, con un coste de 18.383,17 euros.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos