El Quintiliano ve necesario aclarar las «cuestiones organizativas»

Isabel Álvarez
ISABEL ÁLVAREZCalahorra

Una de las principal ventajas de los centros integrados de Formación Profesional es su especialización, dado que en sus instalaciones confluye toda la oferta formativa enfocada hacia el empleo, como Formación Profesional, Formación Profesional para el Empleo, certificados profesionales... Además, conlleva también beneficios para los estudiantes de ESO y Bachillerato al «mejora la optatividad de las asignaturas», se valora desde la Consejería de Educación, que recuerda que esta medida se incluye en el Plan de Formación y Empleo de La Rioja.

El nuevo planteamiento de Educación para la enseñanza pública de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional en Calahorra se trasladó el pasado viernes 26 de enero a los directores del IES Valle del Cidacos y del IES Marco Fabio Quintiliano en una reunión con el director general de Educación del Gobierno riojano, Miguel Ángel Fernández .

El director del IES Quintiliano, José Antonio Montón, aludía ayer en declaraciones a este periódico a «cuestiones organizativas» que deberían resolverse y aclararse antes de comenzar con la implantación de la medida, porque en «este momento no se les puede decir (a los padres) cuál será la realización de ese centro y cómo estarán organizados, por ejemplo, los programas bilingües, el acceso y hasta qué libros de texto llevar (hasta ahora cada IES elige sus libros)». La creación de un solo centro supondría, según Montón, la reagrupación de unos 1.200 alumnos. Por otro lado, este periódico no consiguió ayer conocer la opinión de la dirección del IES Valle del Cidacos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos