Pueblos que caminan juntos

Participantes en la marcha recorren el tramo de la vía verde que atraviesa Arnedillo./Isabel Álvarez
Participantes en la marcha recorren el tramo de la vía verde que atraviesa Arnedillo. / Isabel Álvarez

Más de 700 riojabajeños recorrieron ayer la vía verde del Cidacos en una marcha de convivencia

Isabel Álvarez
ISABEL ÁLVAREZCalahorra

La vía verde del Cidacos reunió ayer a cientos de riojabajeños en una jornada de convivencia que se ha convertido ya en una cita de referencia en la zona. Un total de 769 personas se unieron este año a la Marcha Vía Verde para recorrer el antiguo trazado del ferrocarril que hasta los años 60 enlazaba Calahorra con Arnedillo. Una vía que se recuperó en 1997 como camino natural y que desde hace diecisiete años recorren en primavera vecinos de los municipios del valle del Cidacos.

Con salida en Arnedillo y llegada a Calahorra, los participantes atravesaron parajes de Préjano, Santa Eulalia, Herce, Arnedo, Quel y Autol. En este último municipio, disfrutaron también de una comida popular en el parque de Los Picuezos. Tampoco falto el té de roca, que habitualmente se ofrece a los senderistas a su llegada a la localidad de Préjano.

La ruta, de algo más de 30 kilómetros, les permitió también caminar junto a bosques de ribera, cortados rocosos y distintos enclaves de interés etnográfico, monumental y cultural.

Pero es que además, la marcha por la vía verde volvió a ser un éxito como actividad intergeneracional. En el camino hasta Calahorra se congregaron ciudadanos de todas las edades, familias y grupos de amigos.

Apoyo a Cruz Roja

Por último, la convocatoria sirvió para colaborar con una entidad social. En este caso con Cruz Roja, a quien irán destinados los donativos (un euro por persona) recogidos durante el periodo de inscripción en la marcha.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos