El PSOE acusa al PP de no hacer frente «a las necesidades» de Calahorra

Concejales del Grupo Municipal Socialista, ayer, en su sede. :: i.á. /Isabel Álvarez
Concejales del Grupo Municipal Socialista, ayer, en su sede. :: i.á. / Isabel Álvarez

Garrido reprocha a Portillo «no cumplir» con el acceso al Recuenco, las viviendas en las Medranas y las cloacas romanas

Isabel Álvarez
ISABEL ÁLVAREZCalahorra

Dos imágenes sirven de metáfora para el Grupo Municipal Socialista de Calahorra para resumir la situación de Calahorra en este año 2017: «La imagen que ponía a Calahorra en el foco informativo nacional tras la muerte de una persona en un incendio en la cuesta de la Curruca frente a la que fue ampliamente difundida de buena parte del equipo de Gobierno en la escalera de la embajada de Bruselas», señaló ayer la portavoz del partido, Elisa Garrido, en la rueda de prensa ofrecida para hacer balance de año. El contraste de estas dos fotografías evidencia, según Garrido, que «frente a la realidad y las necesidades de Calahorra» la «habitual preocupación» del Gobierno del PP es «el postureo y la imagen».

En cuanto a los compromisos adquiridos con la ciudad, la portavoz del PSOE enumeró una amplia lista de actuaciones que en su opinión el alcalde, Luis Martínez-Portillo, ha sido «incapaz de cumplir». Entre ellas señaló, el acceso al polígono del Recuenco, que «ni se ha abierto aún ni se abrirá durante esta legislatura»; la actuación urbanística en el solar de las Medranas, en donde «no sólo no se van a construir viviendas sino que nos va a costar 869.000 euros, de los cuales 200.000 euros se pagarán el próximo año al IRVI» o la apertura de las cloacas romanas de la calle Andrés, la cual «no ha visto la luz ni en 2016 ni en 2017».

Para los socialistas este año ha venido a demostrar judicialmente «los errores cometidos en la política urbanística de Luis Martínez- Portillo en su etapa como concejal» de este área. En este sentido, Elisa Garrido se refirió a las sentencias de expropiaciones del Recuenco, de la plaza de Europa y la que declara nulo el derribo de la vivienda de la familia de Gómez-Sota.

Por otro lado, llamó la atención sobre «la ruptura patente en el seno del equipo de Gobierno tras el proceso interno que culminó con la elección de Ceniceros». «Ha dejado en Calahorra un PP muy divido» y «un dirigente local, Luis Martínez Portillo, apartado de la ejecutiva Popular regional», afirmó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos