De pinchos y vinos en la plaza de abastos

Terminando de preparar una de las tapas. :: s.s.j./
Terminando de preparar una de las tapas. :: s.s.j.

Ayer se celebró una jornada de puertas abiertas en el mercado tradicional del casco histórico calagurritano

SANDA SAINZ

La lluvia de ayer no impidió la celebración de la jornada de puertas abiertas de la plaza de abastos de Calahorra. Sí hubo que modificar el sitio, ya que la degustación de pinchos se trasladó al interior del recinto en lugar del exterior como estaba previsto. Se ofrecieron, de 12 a 14 y de 19 a 21 horas, dos vinos y dos pinchos por 2 euros. Con la copa de cata el precio era de 3 euros.

Además, a las 7 de la tarde se llevó a cabo una actuación de magia y globos con el 'mago Juancho'.

El presidente de la Asociación Plaza de Abastos, Gabriel Pérez Gaona, destacó que esta actividad supone un reclamo para que la gente conozca los comercios de este mercado tradicional.

El edificio cuenta con siete tiendas, un bar, un supermercado y la oficina municipal de turismo

Actualmente cuenta con dos fruterías, pollería, carnicería, tienda de encurtidos y conservas, pastelería, bar y supermercado. También está instalada allí la oficina municipal de turismo y, en el exterior, una panadería. Por el momento tiene libre un puesto, de una pescadería, pero que puede ser utilizado para la venta de otros alimentos.

El futuro es complicado pero esperanzador. Por el momento predominan los clientes de barrio y personas mayores. También está empezando a notarse la presencia de gente más joven que busca algo más exclusivo y no quiere los agobios de los grandes centros comerciales. Por eso acude aquí, donde dispone de variedad en puestos pequeños, de carácter familiar.

Por la mañana hubo visita institucional con Javier Ureña, gerente de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja, y las concejalas del Ayuntamiento de Calahorra Raquel Moral, de Comercio, y María José Torrecilla, de Servicios Sociales.

Ureña destacó la apuesta de los comerciantes por dar a conocer sus productos de calidad y primera línea en un edificio tradicional como es el de la plaza de abastos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos