Paseo por una joya histórica

Visita de ayer a la catedral de Santa María en Calahorra. :: s.s.j./
Visita de ayer a la catedral de Santa María en Calahorra. :: s.s.j.

La catedral de Santa María de Calahorra ofrece todos los sábados por la mañana visitas guiadas para conocer sus tesoros

S. S. J. CALAHORRA.

La catedral de Santa María de Calahorra y sus numerosos elementos arquitectónicos, esculturas, pinturas y documentos forman parte de un legado único, un tesoro que cada sábado pueden conocer y disfrutar los calagurritanos y turistas de otros lugares.

A las 12 de la mañana, sin necesidad de reservar cita, cualquiera que se acerque será atendido por el guía voluntario, Luis Ona. Ayer, a pesar del mal tiempo, el grupo de visitantes estuvo compuesto por gente procedente de Zaragoza, Bilbao, Madrid, Logroño, Colombia y Calahorra.

Realizar el recorrido con las explicaciones de Ona cuesta 2 euros por persona y si el grupo supera los 20 participantes, el precio se reduce a 1,50 euros.

Los participantes recorren las capillas y nave principal del templo, la sacristía y el museo del claustro

También se pueden concretar citas para otros días a través de los teléfonos 941.13.00.98 y 606.52.39.23.

La actividad comienza en el pórtico y continúa por el interior de la catedral con paradas en sus diferentes capillas, coro y altar mayor. Incluye el acceso a la sacristía y al museo del claustro.

La catedral de Calahorra, además de ser monumento nacional, tiene gran significado histórico porque es la sede más antigua de la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño. Fue construida en el lugar donde sufrieron martirio, hacia el año 300, los santos Emeterio y Celedonio, patronos de la ciudad. Desde entonces se edificaron en esta zona, junto al río Cidacos, diferentes templos hasta llegar al actual, que cuenta con influencias y partes de varios siglos, comenzando en el XIV, según unas fuentes, o en el XV según otras.

La sacristía (1619-1628) muestra importantes obras de arte como la 'Custodia del Ciprés' o el 'Palio del Pelícano', así como impresionantes pinturas y otros objetos de culto.

El Museo Diocesano está en el claustro, del que sólo se construyó una de las alas. Junto a él se encuentra el archivo catedralicio, que alberga un rico patrimonio documental que resume parte de la historia no sólo de La Rioja, también del país. Entre esos documentos tiene especial relevancia La Torá, antiguo pergamino de la ley sagrada judía que data del siglo XIII o XIV. Se cree que podía proceder de la sinagoga que hubo en Calahorra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos