Óscar Moreno destaca haber sacado adelante diez mociones en el balance de año de IU

I. Á. CALAHORRA.

El portavoz de IU en el Ayuntamiento de Calahorra, Óscar Moreno, señaló ayer que en lo que llevamos de legislatura entre «un 30 y un 35 por ciento de las propuestas recogidas en nuestro programa electoral se han ido consiguiendo». Moreno destacó este dato en una rueda de prensa en la que hizo balance del 2017 y en la que además subrayó que de las 15 mociones que IU presentó para su debate en pleno el año pasado «han sido aprobadas por mayoría diez de ellas».

Algunas de estas propuestas son la dotación a Calahorra de zonas wifi abiertas; el cobro de una tasa a las compañías eléctricas por el uso del espacio municipal o la creación de una zona verde para depositar cenizas de difuntos.

De otro lado, de entre las cinco mociones de su grupo que fueron rechazadas en el pleno, se mostró especialmente disconforme con el hecho de no haber recabado los apoyos suficientes para que prosperase su iniciativa de no recurrir la sentencia que declara nulo el derribo de la vivienda Gómez-Sota. «Lo que sí nos duele especialmente es la no receptividad de estos dos partidos (en referencia al PP y Cs) con la problemática de una familia de Calahorra, que vio como en el 2013 se le tiraba su casa de 'manera ilegal', según la sentencia judicial», dijo sobre este asunto.

Por último, Moreno aprovechó este acto público para entregar un reconocimiento al periodista José Joaquín Catalán por sus 53 años al pie de la actualidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos