«Negoció hasta el precio de las baldosas»

«Voy a enseñar el sueño de Pelayo Díaz», adelanta Ana Jesús Mateos sobre la charla que ofrecerá mañana y en la que explicará el «porqué se construyó la casa, porqué se construyó ahí, cómo era la familia y el amueblamiento». Por otro lado, la documentación a la que ha tenido acceso Mateos Gil también «me ha revelado cómo era Pelayo». «Un hombre muy detallista y muy controlador, que se involucró en el proyecto de una forma impresionante», señala. De hecho, «si alguien se retrasaba protestaba al constructor», revela. Otra de sus cualidades debió ser la de un «buen negociante». «No me extraña que fuese un empresario de éxito porque negoció hasta el precio de las baldosas», sostiene.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos