Identificados tres menores que habían sustraído 33 tapones de ruedas de coches

Los chavales, de 8, 10 y 12 años de edad, quitaron estas piezas de vehículos estacionados próximos al parque del Cidacos

I. ÁLVAREZ

El informe de las últimas actuaciones de la Policía de Calahorra tiene como protagonistas a varios chavales menores de edad y autores de distintas fechorías. Tres de ellos, de 8, 10 y 12 años, fueron identificados por la Policía después de haber sustraído los tapones de las ruedas de vehículos que se encontraban estacionados en calles próximas al parque del Cidacos. Tal y como consta en el atestado, cuando los agentes los interceptaron llevaban en una bolsa de plástico un total de 33 tapones.

Por otro lado, la Policía también identificó a un joven de 16 años como uno de los presuntos autores de haber tirado al suelo la moto de un repartidor de comida a domicilio, produciendo daños en la misma. Fue el mismo repartidor quien dio cuenta de estos hechos a la Jefatura de la Policía Local a través de una llamada.

Los agentes desplazados al lugar del incidente, en la plaza Monasterio de Yuso, consiguieron localizar a los causantes de los daños de la moto en las proximidades, aunque estos salieron a la carrera al ver a los policías. Sin embargo, uno de ellos pudo ser alcanzado durante la huida. La identificación del joven también resultó complicada, puesto que éste se enfrentó y gritó a los agentes «frases despectivas» -se recoge en el atestado-, además de negarse a dar sus datos.

La situación aún se volvió más tensa cuando los policías se encontraban tratando de convencerle para que se identificara. En ese momento acudió al lugar otro joven en bicicleta que recriminó a los policías su actuación con gritos e insultos. Tanto este joven como el causante de los daños fueron denunciados ante la Delegación de Gobierno por faltar al respeto a los agentes de la autoridad y originar desórdenes en la vía pública.

Fotos

Vídeos