El Gobierno derogará la concentración parcelaria en el regadío de Los Molinos

El Gobierno derogará la concentración parcelaria en el regadío de Los Molinos

La Comunidad de Regantes de Calahorra solicita que se frene el proceso ante las «presiones» de los agricultores contrarios

ISABEL ÁLVAREZ

El Gobierno de La Rioja procederá a derogar el decreto 34/2016 del 26 de agosto para la concentración parcelaria en el regadío de Los Molinos, una vez que la Comunidad General de Regadíos de Calahorra dirigió ayer una solicitud a la Consejería de Agricultura para suspender este proceso.

La comunidad de regantes se ha visto forzada a dar marcha atrás a la concentración ante las «presiones» de los agricultores contrarios a la misma y que han llevado incluso al «deterioro de la convivencia entre usuarios del regadío», señala el secretario técnico de la Comunidad de regantes calagurritana, Fernando Morales. «No merecía la pena seguir adelante con disgustos, con broncas, con un malestar generalizado...», lamenta Morales que, a pesar de ello, defiende que «la concentración parcelaria hubiera optimizado el rendimiento de ese regadío».

A la vez que se ha solicitado la derogación del decreto, la Comunidad General de Regadíos ha revocado la convocatoria de una junta extraordinaria prevista para el 19 de junio y en la que se iba a someter a aprobación la modernización de las infraestructuras de riego de Los Molinos. Este proyecto, que estaba ligado al proceso de concentración, queda en principio aplazado.

Íñigo Nagore: «Se pierde una gran oportunidad para Calahorra y para el regadío para poder modernizarse»

Para retomarlo «habrá que esperar un año como mínimo», sostiene Morales, para precisar a continuación que el año que viene se celebran elecciones municipales y autonómicas y, por ello, «habrá que esperar a que salga la nueva Administración». Además «es conveniente esperar, por nosotros mismos, para que las aguas se calmen».

Para el Consejero de Agricultura, Íñigo Nagore, con la derogación del decreto de concentración «se pierde una gran oportunidad para Calahorra y para el regadío de Los Molinos para poder modernizarse». «Nos duele la decisión», afirma el consejero, principalmente por el hecho de que «se ha tomado motivada por presiones» procedentes «de un grupo pequeño, que ha hecho mucho ruido y se ha encargado de envenenar el ambiente».

Según explica Nagore, ahora la Consejería «valorará los motivos» expuestos para paralizar la concentración en la solicitud de la Comunidad General de Regadíos de Calahorra y «proceder a la derogación del decreto a través del Gobierno».

«No es un fracaso de la política de la Consejería»

Por otro lado, Íñigo Nagore se adelanta a quienes puedan opinar que la situación en la que ha acabado este proceso es un revés a su departamento. «Si alguien piensa que esto es un fracaso de la política de la Consejería está muy equivocado». «Es un fracaso, y espero que el tiempo me dé la razón, de los propios agricultores de Calahorra, en el sentido de que lo único que les iba a traer es beneficios y de esta manera van a continuar con unas infraestructuras muy deficientes», sostiene el Consejero de Agricultura.

El proceso de concentración parcelaria en Los Molinos se ceñía a una superficie 1.361 hectáreas (de unos 700 propietarios), que recibiría una inversión de 17 millones de euros para las obras de modernización.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos