Despedida con los mártires en la calle

Los gigantes, entre los espectadores de la procesión. ::
Los gigantes, entre los espectadores de la procesión. :: / Justo Rodriguez

La ciudad bimilenaria acabó sus fiestas con un tramo de Doctor Fleming levantado por la lluvia | Cofrades del Santo Sepulcro llevaron las reliquias de San Emeterio y San Celedonio en el día grande de Calahorra

Isabel Álvarez
ISABEL ÁLVAREZCalahorra

Calahorra vivió ayer el último día de sus fiestas mayores y a la vez, el más importante. Los calagurritanos despidieron sus celebraciones patronales sacando a la calle las urnas con las reliquias de los santos Emeterio y Celedonio. Por suerte, el sol quiso estar al lado de la bimilenaria ciudad en su día grande, al igual que los miles de calagurritanos que siguieron desde las calles del casco antiguo la procesión con los dos mártires. Los santos fueron portados esta vez por cofrades del paso del Santo Sepulcro de la Vera Cruz.

Las reliquias de San Emeterio y San Celedonio estuvieron acompañadas de autoridades locales y regionales, y del obispo Carlos Escribano. No faltaron a la cita el presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, ni el consejero de Políticas Sociales y Justicia, Conrado Escobar. También acudieron los alcaldes de municipios vecinos y políticos calagurritanos que ejercen fuera de la ciudad, como la senadora del PP, Mariate Antoñanzas, y la portavoz del PSOE en el Parlamento de La Rioja, Concha Andreu. Esta última, junto al secretario general del PSOE riojano, Francisco Ocón.

Las fiestas de Calahorra terminaron ayer con la calle Doctor Fleming cortada al tráfico por el levantamiento en la tarde del miércoles de un tramo de su pavimento. El incidente se produjo como consecuencia del reventón de una tubería causado por las precipitaciones de estos días. Esa misma noche un camión de la orquesta Pasarela aparcó cerca del socavón, quedando después el vehículo atrapado por el hundimiento de una rueda.

Más

Fotos

Vídeos