El Consistorio dice que «nadie se ha presentado como mediador»

I. Á. CALAHORRA.

Ante la postura adoptada por la Asociación de Promoción Gitana de La Rioja con respecto al Ayuntamiento de Calahorra, el equipo de gobierno municipal aseguró ayer, a través de una nota, que «lamenta» la ruptura unilateral de la relación con el Consistorio y el rechazo de la subvención, cuando «siempre ha apoyado a la población gitana de Calahorra y siempre ha colaborado con la asociación». Al respecto, el equipo de gobierno apunta en el comunicado que en los dos últimos años «ha aportado 10.000 euros en total a esta asociación, a través de subvenciones nominativas, para llevar a cabo el programa de alfabetización».

Por otro lado, aclara que este año 2017 «la mayoría de las subvenciones» que conceden las concejalías de Servicios Sociales, Cultura, Festejos, Juventud y Deporte se regulan mediante la convocatoria de subvención en régimen de concurrencia competitiva, «a propuesta del grupo municipal socialista en una moción aprobada en el pleno del 22 de marzo».

Ante este cambio, asegura el Ejecutivo local, la concejala de Servicios Sociales, María José Torrecilla, «llamó» al delegado de la asociación gitana en Calahorra «en cuanto se aprobaron las bases para informarle de ellas». Al programa de mediación presentado por el colectivo se le otorgaron 2.385 euros y «a fecha de hoy los Servicios Sociales no tienen constancia ni de la persona contratada ni del inicio del programa, ya que nadie se ha presentado como mediador social de la población gitana», se sostiene en la nota del Consistorio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos