Cien años muy bien llevados

Aspecto actual de la fachada de la 'casa de Pelayo Díaz', en el número 8 de la calle Mártires, construida en 1917. :: i.á. /
Aspecto actual de la fachada de la 'casa de Pelayo Díaz', en el número 8 de la calle Mártires, construida en 1917. :: i.á.

La 'casa de Pelayo Díaz' cumple un siglo en la calle Mártires desde que fuera construida por el empresario conservero

ISABEL ÁLVAREZ

La 'casa de Pelayo Díaz', uno de los edificios más admirados de la calle Mártires de Calahorra, cumple 100 años. El inmueble, construido en 1917 por el empresario conservero Pelayo Díaz, ha sido durante tiempo un motivo de investigación para la doctora en Historia del Arte Ana Jesús Mateos Gil, quien después de indagar por diferentes archivos y gracias a un 'golpe de suerte' ha conseguido sacar a la luz los orígenes de esta vivienda de estilo modernista.

El resultado de la investigación se podrá conocer en un artículo que la historiadora ha escrito para el próximo número de la revista Kalakoricos, editada por Amigos de la Historia de Calahorra. Pero antes de que la publicación esté en la calle, Mateos Gil ofrecerá un anticipo en dos actividades previstas para este fin de semana dentro del programa 'Antes de que llegue el invierno' de Amigos de la Historia de Calahorra. La primera de ellas es la conferencia 'La construcción de una imagen, la casa de Pelayo Díaz', que impartirá mañana viernes en el Parador Nacional de Turismo (20 horas).

Era pleno verano de este 2017 cuando Mateos Gil ya tenía terminado el artículo para Kalakoricos sobre el centenario de 'la casa de Pelayo Díaz', hijo del fundador de la fábrica La Universal, Rafael Díaz, cuando recibió la llamada del actual propietario de la vivienda con una noticia que dio la vuelta a su estudio. «José Luis Lana, el dueño y sobrino-nieto de Pelayo, me llamó para decirme que ordenando un armario había aparecido una 'carpetilla' de papeles de la casa», rememora esta entusiasta investigadora.

La historiadora Ana Jesús Mateos ha inventariado 800 documentos del inmueble de 1916 a 1933

Mayor fue su sorpresa al comprobar la existencia de 800 documentos de entre 1916 y 1933, que ha inventariado, sobre la construcción del edificio. «Había facturas de todo; de la luz, del teléfono, un contrato del agua de 1917... Y hasta copias de las cartas que había enviado», relata Mateos Gil. «Aquello fue un subidón y a la vez, un 'desastre', porque se me vino abajo el artículo», confiesa.

Poco después la familia encontró unas fotografías que le hicieron reescribir de nuevo la historia de la casa. Esas imágenes, junto a otras de los años 20, se podrán ver este sábado en una exposición en el local del pasaje Díaz donde estuvo el baile 'La bombilla'. La muestra se enmarca en una visita guiada por los edificios modernistas de Mártires.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos