Cayetano y López Simón se caen del cartel de la corrida del 31 de agosto

Cayetano Rivera./
Cayetano Rivera.

El empresario propone en su lugar a José Garrido y Álvaro Lorenzo, pero el Ayuntamiento ve un incumplimiento de contrato

I. Á.

calahorra. El concejal de Festejos, Óscar Eguizábal, informó ayer de que el Ayuntamiento de Calahorra ha abierto un expediente sancionador al empresario taurino Ignacio Ríos «por incumplimiento de momento» del contrato para la organización de la corrida del próximo 31 de agosto, día grande de las fiestas patronales de verano.

El cartel contratado para este festejo incluía, según venía recogido en el contrato, un torero del grupo 1, en este caso Miguel Ángel Perera; un torero del grupo 2, como es Cayetano Rivera y un tercer torero de libre designación, que fue López Simón. Este último, perteneciente al grupo 2, se presentó como mejora en el pliego.

Sin embargo, Eguizábal explicó que el pasado 31 de mayo el empresario, único licitador, presentó un documento al Ayuntamiento señalando que tanto Cayetano Rivera como López Simón no podrían torear en Calahorra «por motivos ajenos al contratista».

El edil de Festejos señaló que, entre los documentos, presentó una carta dirigida por Curro Vázquez, el apoderado de Cayetano Rivera Ordóñez y López Simón, en la que dice que «posteriormente» a la firma del contrato para la corrida de Calahorra se le comunicó desde el Ayuntamiento de Ronda que su corrida goyesca para el 2018 se adelantaba al 1 de septiembre, cuando en años anteriores este festejo se celebra los días 6, 7, 8, 9 y 10 de septiembre.

El apoderado de Cayetano explica en la carta que la familia Ordóñez «tiene por norma no torear el día anterior y posterior a la corrida Goyesca» y que por este motivo Cayetano Rivera no podrá estar en Calahorra.

En sustitución el empresario ha presentado, en una propuesta de modificación del contrato, al diestro José Garrido, «que cumple con lo establecido con las preinscripciones técnicas del contrato, porque es del grupo 2», precisó Eguizábal. Sin embargo, a López Simón lo sustituye por Álvaro Lorenzo, «que no estaba dentro de los que se valoraban en el contrato».

Este punto supone «un incumplimientos del contrato», dice Eguizábal, que advierte que de continuar con este cartel «seguirá adelante el expediente sancionador, que tiene una sanción mínima establecida del 1% del total del contrato (495,50 euros) y máxima del 5% (2.477,50 euros)».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos