La Casa Carramiñana, en licitación

Fachada principal de la Casa de Carramiñana, ubicada en el número 37 de la calle San Andrés del casco antiguo de Calahorra. :: i. álvarez. /
Fachada principal de la Casa de Carramiñana, ubicada en el número 37 de la calle San Andrés del casco antiguo de Calahorra. :: i. álvarez.

El edificio acogerá una oficina para el casco antiguo, el Fondo Bella y una zona 'coworking'

I. ÁLVAREZ

Uno de los proyectos que el Ayuntamiento de Calahorra dejó encarrilado en los últimos días del pasado año es la adaptación de la Casa Carramiñana para implementar diversos servicios municipales relacionados con la gestión del casco histórico de la ciudad. El edificio, una construcción palaciega del siglo XVI de tres plantas, acogerá en sus instalaciones una oficina técnica, una ciberteca, un espacio 'coworking' (oficina de trabajo para emprendedores y nuevos autónomos) y todo el fondo fotográfico donado por la familia Bella.

El proyecto diseñado para dotar de estos servicios al inmueble, aprobado en la última junta de gobierno del 2017, contempla para la planta baja la zona de ciberteca, el puesto de la Oficina de Atención a la Ciudad, un departamento de Servicios Sociales y una sala de espera.

Las fotografías del Fondo Bella quedarán expuestas en la primera planta, donde habrá además un baño adaptado a personas con movilidad reducida, el vestíbulo y el almacén. Por último, la tercera planta acogerá la zona 'coworking' con una sala de reuniones, un despacho-archivo y una oficina dedicada exclusivamente al desarrollo de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible (Edusi) para el casco antiguo 'Calahorra, dos milenios de futuro'.

«Implica llevar servicios al casco antiguo y crear un centro que va a soportar la gestión de la Edusi»

Los trabajos de adaptación del inmueble, situado en el número 37 de la calle San Andrés, consistirán fundamentalmente en la instalación de un ascensor, la renovación del sistema eléctrico y un saneamiento global de todas las dependencias. El presupuesto de estas obras asciende a un total de 139.998 euros.

La actuación «implica llevar servicios al casco antiguo, así como crear un centro que va a soportar la gestión y ejecución del programa de los fondos europeos de la Edusi», destaca la concejala de Cultura, Turismo y Casco Antiguo, Mónica Arceiz.

El pliego del contrato para la ejecución de las obras ya se ha sacado a licitación, dividido en seis lotes.

Cuatro meses de ejecución

El primer lote incluye la instalación de un ascensor (31.214 euros); el segundo, una plataforma elevadora (9.162 euros); el tercero, la renovación de la instalación eléctrica (55.542 euros); el cuarto, mamparas de vidrio y cancela (9.428 euros); el quinto, trabajos de albañilería y adaptación de aseos (29.316 euros) y el sexto, obras en la fachada (5.334 euros). El plazo de ejecución de los trabajos es de cuatro meses.

Hasta octubre del año 2016 el uso de la Casa Carramiñana, de propiedad municipal, estuvo cedido a la Fundación García Fajer a través de un convenio que tuvo una duración de diez años. Por otro lado, el edificio fue rehabilitado entre los años 1997 y 2000.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos