Calahorra se queda sin gas durante 12 horas por la rotura de una tubería en una obra

Maquinaria y operarios trabajando en la zanja donde se produjo la rotura de la conducción de gas, en la parte baja de Doctor Fleming. :: i. álvarez
/
Maquinaria y operarios trabajando en la zanja donde se produjo la rotura de la conducción de gas, en la parte baja de Doctor Fleming. :: i. álvarez

Una máquina de los trabajos de renovación del colector de Doctor Fleming perforó la conducción, dejando sin suministro a 6.700 clientes

ISABEL ÁLVAREZ

Calahorra entera se quedó sin suministro de gas durante prácticamente todo el día ayer debido a la rotura de una tubería principal en la calle Doctor Fleming. El incidente ocurrió a las 10.50 horas durante las obras de renovación del colector que desde hace días se están ejecutando en esta calle. Una máquina perforó en ese momento una tubería de alta presión de gas natural que da suministro a otras redes de la localidad.

La presencia en la obra de un operario de la empresa Gas Natural hizo que, de manera inmediata, un minuto después de la rotura, se cortase el suministro y se tomaran las medidas de seguridad. «Hemos cerrado rápidamente las válvulas necesarias para poner en seguridad la zona», explicaba ayer la directora de Gas Natural Rioja, María Miró, en declaraciones a este periódico.

El incidente provocó un escape de gas que afortunadamente no causó daños, pero sí generó una gran alarma entre los vecinos y los peatones que pasaban por la calle. «De repente he escuchado un ruido como si estuviesen descargando grava, pero como duraba excesivamente me he asomado a la ventana y he visto que salía (el gas) como si fuese el chorro de un surtidor», relataba Mariasun, vecina de la zona. «Era un ruido ensordecedor», destacaba otro vecino.

«Hemos cerrado deprisa las válvulas necesarias para garantizar la seguridad en la zona», afirmaron en Gas Natural Un vecino detalló que «se oía un ruido como si descargasen grava. Salía (el gas) como si fuese el chorro de un surtidor»

Hasta el lugar de la avería se desplazaron efectivos de la Guardia Civil, bomberos del CEIS Rioja, recursos sanitarios de emergencias y agentes de la Policía Local que cortaron al tráfico de vehículos la calle Mediavilla en el cruce con Doctor Fleming y la salida de la glorieta de Quintiliano a la calle Bebricio.

El corte del suministro se prolongó durante casi toda la jornada, lo que provocó que las viviendas y edificios se quedaran sin agua caliente, calefacción o cocina de gas. Según datos facilitados por la directora de Gas Natural La Rioja, en total se vieron afectados unos 6.700 clientes.

Las características de la conducción de gas perforada fue uno de los principales factores que hizo que las obras de reparación se dilataran durante bastantes horas y, por consiguiente, que toda la ciudad padeciese durante tanto tiempo las molestias ocasionadas por el corte de gas.

«Al ser una tubería de acero los trabajos que conlleva son de mayor envergadura», señalaba María Miró, responsable de Gas Natural en La Rioja. «Aunque tengamos todos los recursos, los trabajos requieren un tiempo», insistía para aclarar que «si hubiese sido en otra de las redes hubiese sido más sencillo, pero al ser en la principal conlleva más trabajo».

De manera paralela a los trabajos de reparación del conducto, Gas Natural movilizó recursos propios para que, una vez estuviese resuelto el incidente, se pudiesen desarrollar «trabajos que tenemos que realizar en clientes singulares, que por la característica de la instalación tenemos que ir para hacer unos rearmes de reguladores», precisaba María Miró a mediodía de ayer.

A la zona del incidente, justo en el cruce de la calle Doctor Fleming con Mediavilla, acudieron también el alcalde de Calahorra, Luis Martínez-Portillo, y la concejala de Urbanismo, Rosa Ortega, para conocer de primer mano el alcance de la rotura y sus consecuencias. Se da la circunstancia de que en el área en la se produjo la avería, en la parte baja de Doctor Fleming, tuvo lugar el reventón de una tubería de agua durante las fiestas de verano, motivo por el que el Ayuntamiento decidió realizar las obras de renovación del colector.

Sobre las 19 horas Gas Natural ya había soldado la rotura y comenzó a restablecer el suministro por tramos a partir de las 20 horas. En total, 25 operarios estuvieron trabajando para agilizar el proceso, que finalizó sobre las doce de la noche.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos