Calahorra, 'cardioprotegida'

Rubén Jiménez, Alberto Caro y Jesús Hurtado muestran varios de los desfibriladores nuevos. :: /Isabel Álvarez
Rubén Jiménez, Alberto Caro y Jesús Hurtado muestran varios de los desfibriladores nuevos. :: / Isabel Álvarez

La ciudad riojabajeña cuenta con once desfibriladores en edificios y espacios públicos para actuar ante un paro cardiaco

Isabel Álvarez
ISABEL ÁLVAREZCalahorra

Disponer de un desfibrilador en caso de parada cardiorrespiratoria resulta de vital importancia para conseguir recuperar el ritmo cardiaco y aumentar potencialmente la probabilidad de supervivencia. Es por ello que los ayuntamientos y entidades deportivas apuestan cada vez más por estos aparatos, que permiten crear ciudades cardioprotegidas.

Calahorra cuenta en la actualidad con once desfibriladores instalados en diferentes edificios y espacios municipales con gran afluencia de público. Este mes de diciembre se han colocado precisamente siete nuevos aparatos en el Ayuntamiento, el centro joven, el pabellón polideportivo Europa, el pabellón del colegio Aurelio Prudencio, el Teatro Ideal y en los campos de fútbol 'La Planilla' y 'San Emeterio y San Celedonio'.

Los siete desfibriladores adquiridos por el Ayuntamiento se suman a otros cuatro que ya llevaban tiempo instalados. Estos aparatos se encuentran en el mercado municipal de abastos (adquirido por Izquierda Unida), el pabellón del colegio Quintiliano (donado por la Asociación de Baloncesto Quintiliano), el campo de fútbol del colegio San Agustín (instalado por el CD San Agustín), en el coche patrulla de la Policía Local y en el colegio Teresianas.

12.037 euros

Los siete nuevos desfibriladores comprados por el Ayuntamiento han costado 12.037,90 euros y se ha adquirido a la empresa Reavida. La adquisición de estos aparatos atiende a una enmienda del grupo Ciudadanos al presupuesto del 2017, que recogió el equipo de gobierno municipal en el ejercicio presupuestario de este año.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos