Calahorra audita el alumbrado público para optimizar su eficiencia energética

Marca para realizar mediciones luminotécnicas en la avenida de Valvanera. :: / Isabel Álvarez

Los trabajos tienen un coste de 18.755 euros y permitirán conocer el nivel de iluminación para elaborar un plan de mejoras

I. ÁLVAREZCALAHORRA

Distintas calles de Calahorra muestran desde hace días unas cruces negras en el suelo que no han pasado inadvertidas para los ciudadanos. Su finalidad, por la que se preguntan quienes se topan con ellas, no es otra que la de conocer el nivel de iluminación que tiene el vial en el que se han pintado.

Las marcas forman parte de una auditoría energética, encargada por el Ayuntamiento calagurritano con el fin de analizar la situación del alumbrado exterior. De esta manera, se podrá determinar el potencial de reducción de consumo de energía para más adelante definir propuestas de optimización de la eficiencia energética.

Las marcas de las calles, por las que se preguntan muchos ciudadanos, se utilizan para realizar mediciones luminotécnicas. Una vez finalice el estudio de las zonas que han sido marcadas, se redactará un proyecto en el que se contemplarán cuáles son las mejores medidas para mejorar el alumbrado público de Calahorra, consiguiendo a la vez una iluminación eficiente y un mayor ahorro del consumo.

Por el momento, y a falta de conocer las conclusiones de este estudio, desde la Administración local se prefiere esperar a ofrecer más detalles y explicaciones sobre esta actuación.

Las labores de esta auditoría del alumbrado público exterior están siendo realizadas por la empresa Estudio 18 S.L. Se trata de un contrato menor que la junta de gobierno local adjudicó durante el pasado mes de mayo. El importe de esta contratación asciende a un total de 18.755 euros.

Por otro lado, el Consistorio calagurritano tiene en mente mejorar la iluminación del casco antiguo, como así viene recogido en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenido e Integrado (EDUSI) 'Calahorra, dos milenios de futuro'. Según se contempla en este plan, hay consignada una partida de 200.000 euros para el desarrollo de una actuación en toda la zona histórica relacionada con el alumbrado público eficiente.

La renovación de los sistemas y elementos de iluminación de las calles de Calahorra, en aras de un mayor ahorro energético, es algo que en los últimos años se ha llevado a cabo en algunas vías de la localidad. La última fue en Achútegui de Blas, donde en el año 2015 se cambiaron todas las farolas. Esta medida tuvo un coste de 92.641 euros.

Con anterioridad, en el año 2011, se habían sustituido también las luminarias de la calle Sertorio y un año antes, en el 2010, se actuó en la avenida del Pilar y sus adyacentes. A esta última actuación se destinaron un total de 160.600 euros.

Fotos

Vídeos