El Ayuntamiento y las peñas cargan contra Padilla por suspender la corrida del día grande

Padilla explicaba a sus subalternos los detalles de la situación del albero calagurritano./Justo Rodriguez
Padilla explicaba a sus subalternos los detalles de la situación del albero calagurritano. / Justo Rodriguez

El alcalde y los presidentes de los seis colectivos «lamentan» que no se diese el festejo. Eguizábal insiste en que «el coso estaba en condiciones»

Isabel Álvarez
ISABEL ÁLVAREZCalahorra

Después de la monumental indignación de los aficionados en el coso de La Planilla por la suspensión de la corrida del día grande de las fiestas con el público ya en la plaza, tanto el Ayuntamiento de Calahorra como las peñas cargaron contra Padilla por negarse a celebrar el festejo. En un comunicado conjunto, el Consistorio y las seis peñas de la ciudad (Philips, Riojana, El Sol, El Hambre, Calagurritana y La Moza) «lamentan la decisión de Padilla, (como director de lidia) de suspender la corrida de toros del día 31 de agosto», en cuyo cartel figuraban el propio Padilla, El Cid y Varea.

En el escrito, firmado por el alcalde Luis Martínez-Portillo y los presidentes de las peñas, se atribuye tanto a Padilla como al Cid «la decisión» de que no se celebrase la corrida. Ambos toreros son «dos de los diestros protagonistas del cartel del festejos taurino de ayer (por el jueves) que tomaron la decisión de suspender la corrida de toros», se insiste en el comunicado.

Por contra, el Ayuntamiento y los colectivos festeros «agradecen» al empresario Alberto Buj y al diestro Varea (apoderado por el empresario de la plaza) «por la buena disposición que mostraron» para que se celebrase la corrida.

El mal estado del ruedo fue el motivo por el que Padilla, como director de lidia por antigüedad de alternativa, canceló el festejo. Desde el Consistorio calagurritano se negaba una vez más que el suelo del coso estuviese en tan malas condiciones como para llegar a tal extremo. «El día anterior (el miércoles) cayeron 38 litros -de agua- por metro cuadrado y por eso, se suspendió el espectáculo 'Humor rosa'. Esa misma tarde, antes de las 'vísperas', acudí a la plaza de toros con una compañera y uno de los responsables del parque de servicios para dar orden de que se abrieran los desagües», relataba ayer a este periódico el concejal de Festejos, Óscar Eguizábal, en relación a su gestión ante la inundación del coso por la fuerte tromba de agua del día 30.

Más

Ya el día 31, «desde el punto de la mañana, tanto el empresario como el parque de servicios, con 12 operarios, estuvieron trabajando para que se diera el espectáculo», continúa el titular de Festejos. Según el munícipe, «se sacó el agua de toda la noche; se revolvió la tierra; se oreó y el coso estaba en condiciones». De lo contrario «no hubiera pasado la primera 'criba', en la que va el delegado gubernativo con los toreros», señaló. «A las cinco de la tarde fueron los banderilleros y los apoderados.., podían haberlo suspendido antes», afirmó, para subrayar que el «Ayuntamiento y el empresario hicieron todo lo posible».

Óscar Eguizábal relata que incluso «uno de los toreros (Varea) recorrió conmigo» el ruedo y «fue el que defendió que estaba bien el coso». De este modo, mantiene que la suspensión de la corrida fue «una decisión unilateral de Padilla». «Varea quería torear y El Cid estaba más indeciso», asegura Óscar Eguizábal, quien, por otro lado, defiende que lo ocurrido en la tarde del jueves no pasará factura a la plaza de Calahorra.

«Buena entrada»

«Yo creo que no (va a afectar). Es una decisión que ha tomado un torero, que es la segunda vez que nos 'prepara alguna' (en referencia a una ocasión en la que el diestro dejó plantados a los niños de Calahorra en una clase magistral programada en fiestas del 2015) , opina el responsable del Festejos, que zanja la polémica recalcando que «ayer -por el jueves- había una buena entrada y unos toros espectaculares».

Fotos

Vídeos