Antonio Resines, homenajeado por sus más de 40 años en escena

I. Á. CALAHORRA

El festival de cortometrajes de Calahorra rindió este año un homenaje al popular actor Antonio Resines por sus más de cuarenta años dedicados al séptimo arte. Una dilatada carrera en los escenarios, que comenzó con el rodaje de cortometrajes y que el Ayuntamiento de Calahorra quiso reconocer y premiar otorgándole el 'Corten de honor'. Este premio honorífico ya ha reconocido las trayectorias cinematográficas de los actores Juan Carlos Naya, Miriam Díaz-Aroca y Pepe Viyuela.

Resines recibió el premio de manos de la concejala de Juventud, Rosa Ortega, con quien bromeó por su insistencia para que participase en la gala como homenajeado. "He recibido 655 llamadas", ironizó el actor cántabro. "Has sido un poco insistente", le dijo entre risas a Rosa Ortega.

En su discurso de agradecimiento, Resines quiso además reconocer la labor del Ayuntamiento en la promoción del cine a través de iniciativas con el festival de cortometrajes que se clausuró anoche. "Es un primer paso y una escuela magnífica para hacer dice", dijo el intérprete sobre el mundo del cortometraje que se pone en valor a través de esta convocatoria.

Otro de los rostros conocidos de la gala fue el de la actriz Rosario Pardo, quien con el humor que le caracteriza recogió el premio a la mejor actriz de los cortos proyectados en este festival, que se desarrolló en agosto en la terraza del bar El Cafetín. Rosario Pardo recibió este galardón por su papel en el cortometraje titulado 'Un billete a nunca jamas'.

Fotos

Vídeos