La Rioja

El encierro se ajusta a la ley

Parte del nuevo vallado colocado para los encierros de las últimas fiestas patronales. ::I.A..
Parte del nuevo vallado colocado para los encierros de las últimas fiestas patronales. ::I.A..
  • Festejos invierte más de 38.000 euros en la última fase para adaptar el vallado a la normativa de espectáculos taurinos

Con la última compra de tablones para los encierros de reses bravas el Ayuntamiento de Calahorra acometerá la renovación completa de su vallado. Son un total de 1.192 tablas las que el departamento de Festejos ha adquirido ahora para terminar de mejorar la seguridad de las citas taurinas de calle y para adaptarse a la normativa regional que regula este tipo de espectáculos.

De los 1.192 tablones, 1.150 tienen cuatro metros de longitud y los 42 restantes, 4,5 metros. Cinco empresas presentaron ofertas al pliego para el suministro de este material, que finalmente se ha otorgado a la firma riojana Impregna S.A. El contrato ha sido adjudicado por un total de 38.244,94 euros, con una baja de 16.755 euros, «que supone un importante ahorro para las arcas del Ayuntamiento», apuntó ayer el concejal de Festejos y Contratación, Óscar Eguizábal.

La sustitución del antiguo vallado por el nuevo comenzó el pasado año, después de que la ciudad se llevase varios sustos importantes con las reses durante las fiestas patronales de verano del año 2015 y en los festejos de invierno del año pasado.

El hecho de que una vaca consiguiese escapar del recorrido y que otros dos animales casi lo lograsen en una segunda ocasión obligó a la Administración local a acelerar los trámites para adaptar el vallado al decreto 27/2011 que regula los espectáculos taurinos populares en La Rioja. Con esta última actuación «queda renovado todo el recorrido, desde el Raso hasta la plaza de toros», apunta Eguizábal.

Barra y puesto de comida para los conciertos

Por otra parte, el concejal de Festejos informó ayer que el aparcamiento del Silo contará este año con barra de bar y, como novedad, con un puesto de comida rápida durante los tres conciertos ('Strenos', 'Black Back Band' y 'Fangoria') previstos para las fiestas de verano. «Debido al éxito que tuvo el año anterior» -dijo Eguizábal- se ha vuelto a sacar la licitación las autorizaciones para estos servicios.

El pliego establece un canon de 500 euros para cada uno de los seis lotes que se han configurado. En concreto hay tres lotes constituidos por una barra de bar por día y otros tres para el puesto de comida rápida por día. Los interesados pueden presentar sus propuestas a un lote o a varios.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate