La Rioja

La revisión del Plan General Municipal entra en periodo de presentación de alegaciones

Vista aérea del casco urbano de Calahorra.
Vista aérea del casco urbano de Calahorra. / Isabel Álvarez
  • El nuevo planeamiento de Calahorra se puede consultar en el área de Urbanismo o en la web del Ayuntamiento

Tras dos años de un intenso trabajo técnico, la revisión del Plan General Municipal de Calahorra ya está sobre la mesa. El nuevo planeamiento se aprobó inicialmente en un pleno extraordinario el pasado 3 de febrero con los votos a favor de todos los grupos políticos. Y, ahora, después de su obligado paso por el pleno, es el momento de que ciudadanos particulares, empresas, asociaciones u otras entidades presenten las alegaciones que consideren.

La documentación de la revisión del Plan General se puede consultar ya tanto en el departamento de Urbanismo como en la página web municipal www.ayto-calahorra.es. Las alegaciones deben presentarse en la oficina de atención al ciudadano, en el plazo de un mes desde la publicación del anuncio de la exposición pública del documento en el Boletín Oficial de La Rioja (8 de febrero).

En la revisión del Plan General Municipal se ha tenido muy presente «evitar la dispersión de la ciudad», dice la concejala de Urbanismo, Rosa Ortega. Entre los cambios y novedades que se han introducido en relación al planeamiento anterior se encuentra recogido el uso de los terrenos del antiguo cuartel de la Guardia Civil, entre las calles Bebricio y General Gallarza.

El Ejecutivo del PP siempre ha apostado por la venta de este solar, como así queda reflejado en los últimos presupuestos de la pasada legislatura. Ahora, y después de las reuniones mantenidas con el resto de partidos para la revisión del plan, se ha acordado no vender. De esta manera, la mitad de los terrenos serán de uso dotacional y la otra mitad, zona verde.

Otro aspecto destacado es el hecho de no estar contemplado un incremento del suelo destinado a un uso industrial. Así lo han considerado los técnicos y los partidos teniendo en cuenta que la ciudad cuenta en estos momentos con un polígono industrial con más de un millón de metros cuadrados, que aún no han sido ocupados por ninguna empresa. La entidad pública Sepes fue la promotora de este parque empresarial, cuyas parcelas no se pueden vender hasta que no se habilite un acceso para el polígono.

El nuevo plan contempla, por otro lado, un nuevo sector urbanístico en el casco antiguo, debajo del mirador de Bellavista. En cuanto al sector Cidacos, paralizado a consecuencia de la crisis, se recoge que los desarrollos previstos continúen en vigor. Por otro lado, en el sector S3 (La Planilla) se reserva una zona dotacional que permita ampliar las instalaciones del complejo municipal deportivo, si éstas se quedan pequeñas.

También el nuevo plan urbanístico deja ahora protegido el cementerio de La Planilla, como venían demandando desde hace años Amigos de la Historia de Calahorra y los partidos de la oposición con el fin de preservar los valores históricos y artísticos del recinto. «La protección del cementerio tiene que ir acompañada de una actuación», dice la concejala de Urbanismo, Rosa Ortega, al tiempo que advierte que «cada propietario tiene que tener su propiedad en buen estado».

Una cuestión del planeamiento que no convence a todos -especialmente al PSOE- es la de mantener la obligación de retranquear las viviendas de entre los número 56 y 18 de Mediavilla. Ya en el pleno, el edil socialista, Jesús María García, cuestionó esta medida al defender que tras la última urbanización de esta calle, la anchura de sus aceras «es suficiente».