La Rioja

El yacimiento de La Clínica, las cloacas o restos de la muralla

El pasado romano de Calahorra, aunque no siempre bien conservado, está presente en muchos rincones de la ciudad. Algunos de los hallazgos de la época pueden conocerse a pie de calle, como es el caso de los restos que se conservan del circo que está 'fosilizado' en el Mercadal. De aquel coliseo sobreviven un muro de mampostería y un canalillo de desagüe situados junto al Parador de Turismo.

El patio de lo que hasta hace poco ha sido la oficina de turismo, junto al edificio del Museo de la Romanización, es otro de los lugares de la ciudad que acoge piezas de arqueología encontradas en yacimientos cercanos a Calahorra. Entre ellas, una estela funeraria y varias basas de columnas.

Pero sin duda uno de los lugares más relevantes sobre la antigua 'Calagurris' romana es el yacimiento de La Clínica, que lamentablemente se encuentra bastante deteriorado. En este enclave, en el que hace unos años se puso en marcha un proyecto de musealización que no ha dado resultados, pueden verse restos de una casa de finales del siglo I d.C. Junto a uno de los extremos de la construcción se encuentra una canalización de aguas y lo que fue un hipocausto.

De gran trascendencia resultan también las cloacas romanas de la calle San Andrés. Hoy, cerradas al público y pendientes de una intervención que las haga de nuevo visitables. Asimismo, algunas partes de la muralla que protegía la ciudad todavía hoy se mantienen en pie, al igual que el arco del Planillo de San Andrés, una de las puertas que comunicaba Calahorra con Caesaraugusta.