La Rioja

Puntos para salvar un corazón

Javier Jiménez, junto al alcalde y a varios concejales de la ciudad en la entrega del desfibrilador para el pabellón Quintiliano. :: ayto. calahorra
Javier Jiménez, junto al alcalde y a varios concejales de la ciudad en la entrega del desfibrilador para el pabellón Quintiliano. :: ayto. calahorra
  • Varios lugares de Calahorra ya cuentan con desfibriladores externos para tratar posibles paradas cardíacas

Esta misma semana, Luis Martínez-Portillo recibía un desfibrilador de manos del coordinador deportivo de la 'Asociación Baloncesto Quintiliano', Javier Jiménez, para que fuese instalado en el pabellón Quintiliano. Esta instalación deportiva ha sido la elegida porque cada fin de semana acoge los Juegos Escolares de La Rioja con la presencia de más de 300 chavales y además, entre semana, es el escenario habitual de las clases de Educación Física de los 400 estudiantes que acuden al colegio Quintiliano. El nuevo desfibrilador se colocará junto a la cabina del conserje del pabellón polideportivo, muy cerca de los vestuarios.

Pero éste no es el único desfibrilador que existe en la ciudad. De momento, en Calahorra hay varios colocados en lugares públicos. Uno de ellos se encuentra en las piscinas del complejo municipal 'La Planilla' y otro en el bar de la plaza de Abastos, que fue donado este verano por el grupo municipal de Izquierda Unida y financiado con el dinero que recibe de asistir su representante , Óscar Moreno, a plenos y comisiones.

Además, hay otro desfibrilador en uno de los coches patrulla de la Policía Municipal. Fueron, en el 2014, un total de 35 policías los que hicieron un curso para el uso del desfibrilador y la empresa encargada de impartirlo regaló uno al Consistorio calagurritano. También hay otro en el pabellón del colegio Santa Teresa.

Pero no serán los únicos, ya que el alcalde adelantó que «tenemos previsto implantar más desfibriladores en edificios municipales, así como impartir cursos de formación para el manejo de los mismos para tener a personas preparadas en caso de tener que usarlos».