La Rioja

El defensor del Pueblo pide que la Policía Local de Calahorra no entre con armas a los calabozos

Exteriores de la Jefatura de la Policía de Calahorra.
Exteriores de la Jefatura de la Policía de Calahorra.
  • Tras una visita realizada en septiembre a las celdas policiales, la institución reclama al Ayuntamiento que se entregue a los detenidos mantas sin usar

El pasado 20 de septiembre dos técnicos de la oficina del Defensor del Pueblo realizaron una visita a las dependencias de la Jefatura de la Policía Local de Calahorra para valorar las condiciones de los detenidos en los calabozos. No era la primera vez que técnicos de la institución se desplazaban a estas instalaciones policiales, en su condición de Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes (MNP). En julio del año 2010 realizaron una visita, un procedimiento que según fuentes consultadas por este diario el defensor del Pueblo siempre efectúa «por sorpresa» a lugares de privación de libertad para prevenir torturas y malos tratos.

El informe del personal del MNP sobre los depósitos de detenidos en Calahorra concluye con tres sugerencias, que ya han sido trasladadas al Ayuntamiento calagurritano. En primer lugar, se pide que los agentes de la policía «no entren con su arma en la zona de calabozos». Como segunda sugerencia proponen que se entregue a los detenidos mantas «que no hayan sido usadas previamente» y, en último lugar, piden «cambiar el diseño de las hojas que componen el libro registro de entradas y salidas de la Policía Local de Calahorra y adecuarlo, en la medida de lo posible, a las hojas que, para estos fines, existen en el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil, para anotar vicisitudes que ahora no se reflejan». Al respecto, el informe de los técnicos pone como ejemplo «los registros que se practican a los detenidos, la toma de declaración, destino de las salidas del detenido, entrevista con su abogado...».

El Grupo Municipal Socialista de Calahorra informó ayer, a través de un comunicado de prensa, de las citadas sugerencias emitidas por el defensor del Pueblo sobre los calabozos de la Policía. Al mismo tiempo dio cuenta de varias deficiencias que según indicó a este periódico la portavoz del grupo, Elisa Garrido, vienen recogidas en el informe que el defensor del Pueblo presentó por registro en el Ayuntamiento.

Falta de climatización

En el comunicado del PSOE se hace referencia concretamente a «la reparación de los desperfectos en las celdas y la limpieza y reposición de los sanitarios que hay en su interior». Además, señala «la falta de climatización» en los calabozos y que «no se dispone de bolsas de autocierre para guardar las pertenencias de los detenidos».

Otras deficiencias a las que alude el PSOE en su nota son el hecho de que «entregan a los detenidos mantas ya usadas, lo que supone una práctica antihigiénica». En último lugar, el informe remitido al Consistorio detalla que el sistema de vídeo vigilancia de los calabozos «no cubre el interior de las celdas y el monitor ubicado en la zona de control no funcionaba el día de la visita». «Es antiguo y en blanco y negro», se añade.

Ante estas recomendaciones del defensor del Pueblo, el PSOE afirma que el Ayuntamiento de Calahorra «debería hacer caso a las sugerencias recibidas» por la oficina del Defensor del Pueblo para «dispensar un trato más digno a las personas que son detenidas».

Por su parte, el equipo de Gobierno municipal en el Consistorio calagurritano declinó ayer realizar declaraciones sobre este asunto.