La Rioja

Montones de perchas tiradas dentro y fuera de una papelera. ::
Montones de perchas tiradas dentro y fuera de una papelera. :: / AYTO. CALAHORRA

Mano dura en Calahorra contra la suciedad

  • De las ocho multas impuestas en septiembre se ha pasado a 49 en octubre y el Consistorio advierte de que «este mes de noviembre se van a intensificar»

  • El Ayuntamiento intensifica la vigilancia policial para sancionar los incumplimientos de la ordenanza de limpieza

Bolsas de basura fuera de los contenedores, residuos en los alcorques, cajas de cartón amontonadas y papeles tirados en las aceras, cáscaras de pipas acumuladas junto a un banco. Imágenes de suciedad como éstas acompañan a las denuncias que ha cursado la Policía Municipal de Calahorra en una campaña de intensificación de la vigilancia para el cumplimiento de la ordenanza de limpieza.

Y es que, el hecho de que la ciudad se mantenga limpia no sólo compete al servicio de limpieza -muy cuestionado en los últimos meses-, sino que también es responsabilidad de los ciudadanos. Como consecuencia de esa intensificación de la vigilancia, las sanciones por no cumplir la ordenanza se han incrementado en los dos últimos meses. Y «este mes de noviembre se van a intensificar más», advierte el concejal de Limpieza, Óscar Eguizábal.

El refuerzo de la vigilancia ya ha empezado a dar resultados, al menos en lo que a sanciones se refiere. Así, si en el mes de septiembre se tramitaron ocho multas por incumplimiento de la ordenanza de limpieza, en octubre éstas se elevaron hasta 49. Según la información facilitada por el Consistorio, una docena de estas sanciones están relacionadas con el depósito de residuos en imbornales de las calzadas (rejilla dispositivo de desagüe por donde se vacía el agua de lluvia) y alcorques. Otra docena de multas se impusieron contra establecimientos de hostelería por no limpiar la zona ocupada por terrazas y diez se cursaron por depositar bolsas de basura fuera del contenedor.

El resto de las infracciones sancionadas son por escupitajos y orines de perros en la vía pública (3), por depositar la basura en el contenedor fuera del horario permitido, entre las 20 y 22 horas (3); por no recoger el mobiliario de las terrazas (3), por colocar carteles y rótulos en espacios no destinados a este fin (2), por no limpiar la parte de la fachada de un establecimiento manchada como consecuencia de su actividad (2), por llevar a un perro potencialmente peligroso sin bozal y cadena (1) y, por último, por la presencia en la vía pública de los orines de un perro, que caían desde la terraza en la que se encontraba el animal (1).

Doscientas nuevas papeleras

El incremento de la vigilancia de la Policía Municipal con respecto a la limpieza se pone en marcha ahora, según Óscar Eguizábal, después del desarrollo de las acciones realizadas en el último año para divulgar la ordenanza de limpieza.

Entre estas medidas, Eguizábal destaca el buzoneo de trípticos con la normativa, la apertura de un punto limpio fijo, la colocación de más de 200 papeleras o el envío de cartas a los propietarios de terrazas de hostelería para recordarles la obligación de mantener limpios estos espacios. Por otra parte, avanza, el edil que se sigue trabajando en la ordenanza del ADN canino. Una iniciativa que «continúo negociando porque el PSOE no la quiso llevar a pleno», afirma.

A pesar de esta serie de medidas, muchas han sido las voces que a través de la prensa o de las redes sociales se han quejado en los últimos meses de la imagen de suciedad que ofrece Calahorra. Desde la oposición, el propio PSOE ha sido uno de los grupos más persistentes en esta denuncia. De hecho, en el último pleno logró la unanimidad de todos los partidos en una moción que proponía la redacción de un informe sobre la gestión del actual servicio de limpieza.