La Rioja

Golmajos para los peques

Gabriel Pérez haciendo un delfín con un plátano para decorar la pizza. :: m.f.
Gabriel Pérez haciendo un delfín con un plátano para decorar la pizza. :: m.f.
  • Las actividades infantiles fueron bien acogidas por el público

Llegado el otoño era habitual que los más pequeños se metiesen en las cocinas con sus abuelas para aprender las recetas de los postres más tradicionales de la época. Todos metían mano en la masa de las rosquillas o pelaban con cuidado los almendrucos para hacer garrapiñadas o saladillas. Tampoco faltaban los que aprendían a encender por primera vez el fogón o el horno para hacer las hojarascas. Con el tiempo se ha perdido esa tradición pero los pequeños siguen estando íntimamente ligados a los postres y acuden cada vez que el ayuntamiento organiza una actividad relacionada con la cocina y los niños.

Así sucedió a lo largo del fin de semana. Dentro de las actividades organizadas con motivo de la feria de la Golmajería se programaron diferentes actividades enfocadas a los niños y todas ellas tuvieron un éxito rotundo.

La primera fue el sábado por la mañana, cuando se llevó a cabo un taller de piruletas. Los chavales gozaron metiendo la mano en el chocolate y alternando algodones de azúcar con gominolas para realizar el rico postre. Después, por la tarde, llegó el momento de mezclar los dulces con los cuentos de la mano de 'La cocina de los cuentos de Membrillo', que trajo hasta el pabellón Europa relatos quijotescos con los que disfrutaron tanto niños como mayores. El mago Juancho puso el broche final a las actividades de los más pequeños.

Ayer también hubo actividades para los peques de la casa. Por la mañana la feria se disfrazó de Halloween con historias en los que los magos y las brujas son los protagonistas y fue por la tarde, mientras poco a poco se iba llenando la feria de mayores, cuando Gabriel Pérez de Flor y Nata ofreció un taller de pizzas dulces en el que los chavales pudieron comprobar las mil y una formas de comer la fruta. Un fin de semana intenso para los niños que disfrutaron al máximo de cada una de las actividades.