La Rioja

Luca Brandolini, ayer en Calahorra, durante su conferencia. :: i.Á.
Luca Brandolini, ayer en Calahorra, durante su conferencia. :: i.Á.

«En Montecompatri todos rezan al Calagurritano»

  • Luca Brandolini Obispo de Letrán

Hace 28 años que Calahorra y la ciudad italiana de Montecompatri se declararon hermanas en torno a la figura del carmelita calagurritano Juan de Jesús María, cuya obra abarca la totalidad de todas las materias relacionadas con la religión. Juan de Jesús María ejerció de maestro de novicios en Génova hasta que se trasladó a Roma, donde llegó a ser elegido general de los Carmelitas Descalzos. Al expirar su mandado, se retiró al convento de Montecompatri, en el que descansan sus restos. La biografía de este religioso viene recogida en una publicación del padre Giovanni Strina. Algunos ejemplares acaban de ser donados a Calahorra por el obispo de la basílica de San Juan de Letrán de Roma, Luca Brandolini, quien ayer ofreció una charla en sobre la vida del carmelita, popularmente conocido en Italia como 'El Calagurritano'.

- Conociendo el interés en Montecompatri por Juan de Jesús María, ¿le habrá entusiasmado estar en la ciudad en la que nació?

- Me ha encantado. En primer lugar, porque yo soy de Montecómpatri y allí todo el mundo conoce al venerable Juan de Jesús María. Nosotros lo llamamos beato y tenemos una gran devoción por él. Especialmente, es un referente de la historia de los carmelitas. Él a los 25 años vino a Roma y Roma fue su segunda patria.

-¿Qué destaca de la figura y obra de este carmelita?

-Yo conocía muy poco del 'venerable'. Únicamente sabía lo que la tradición de Montecómpatri me había trasmitido. Con ocasión de esta visita a Calahorra, lo he podido conocer mucho mejor. En la línea de la reforma del Carmelo fue un gran protagonista. El primer mensaje que yo traigo del 'venerable' es una invitación a Calahorra y a Montecompatri a descubrir su humanidad. Juan de Jesús María también se dedicó a instruir a muchísimos jóvenes en la vida del Carmelo. La educación es hoy también importantísima en todos los niveles: familiar, religioso, político y social. Y aquí quiero abrir un pequeño paréntesis para destacar la composición del Ayuntamiento de Calahorra, formada por gente joven. Porque la gente joven es el futuro de nuestra sociedad.

-El sábado, durante la donación (en el Ayuntamiento) de los libros sobre Juan de Jesús María se mostraba también encantado con el hecho de que Calahorra fuese la cuna del orador Quintiliano.

-Ambos tienen algo en común. Quintiliano representa el patrimonio del valor humano y Juan de Jesús María, el patrimonio del valor cristiano y religioso.

-¿Qué huella dejó Juan de Jesús María en Montecompatri? ¿Cómo se le venera?

-Para el pueblo de Montecompatri, Juan de Jesús María, al que se le conoce como 'El Calagurritano', es un beato. Todo el pueblo cuando sube al convento de San Silvestre, donde yace el cuerpo incorrupto del 'venerable', quiere rezarle a él porque lo consideran el emblema y la persona representante del pueblo de Montecompatri. En Montecómpatri es muy venerado.

-El libro sobre la biografía de Juan de Jesús María que ha traído hasta Calahorra ha sido escrito por el padre Giovanni Strina.

-Él ha realizado una colección de libros sobre su biografía. Yo he sido el encargado de regalarlos a la ciudad de Calahorra para que esté a disposición de todo el mundo que lo quiera leer y quiera estudiar la figura del padre Juan de Jesús María. La idea es que pueda ser consultado.