La Rioja

Hundimiento en la pasarela que conecta con la vía verde. :: i.á.
Hundimiento en la pasarela que conecta con la vía verde. :: i.á.

Unos pasos plagados de peligros

  • Usuarios calagurritanos de la vía verde se quejan del estado de los puentes de la LR-134 que entroncan con esta senda

Aficionados al running, al ciclismo, padres con hijos, grupos de caminantes... Cada vez son más las personas que cruzan cada día ( y a cualquier hora) por los puentes sobre la N-232 y la AP-68 a su paso por Calahorra para acceder a la Vía Verde del Cidacos. Conforme ha ido aumentando el tránsito por estas infraestructuras, también lo han hecho las quejas de quienes diariamente las utilizan para la práctica de sus aficiones.

Principalmente, son dos los problemas que manifiestan los usuarios. Uno de ellos es la escasa anchura de ambos puentes. «Dos bicicletas a la vez no pueden pasar y también resulta complicado el paso simultáneo de dos personas. Muchas veces uno se tiene que parar por completo para que pueda pasar el otra», comentaba ayer por la mañana un ciclista habitual de la vía verde.

Raquel Pérez, miembro de uno de los grupos de corredores que existen en Calahorra, critica también el mal estado en el que se encuentra el pavimento de las pasarelas. «Nosotros pasamos por ahí más de una vez a la semana y tienes que ir pendiente del suelo porque te puedes caer», comenta.

«El pavimento está hundido, agrietado...», señala esta calagurritana que pide una pronta solución al problema. Y es que, siempre hay mucha gente que transita por ahí tanto para ir a la vía verde como para ir al pantano», precisa esta corredora. «De los dos puentes, el que peor está es el de la izquierda (en dirección a Arnedo), aunque el de la derecha también tiene desperfectos, pese a que de éste no puedo decir mucho ya que no suelo pasar por él», añade.

Ambos puentes, situados junto a la carretera LR-134, se encuentran con serios desperfectos que ponen en peligro la seguridad de los peatones. Fundamentalmente, porque hay zonas con grietas de considerable profundidad y baldosas rotas.

El estado de estos elementos salió a colación en el pleno municipal del mes de septiembre a raíz de una moción presentada por el grupo Ciudadanos sobre el mantenimiento y conservación de la Vía Verde del Cidacos.

En el debate de este punto, el portavoz de Ciudadanos, Rubén Jiménez, puso de manifiesto el mal estado los puentes para advertir sobre la necesidad de reparar las pasarelas por el «peligro» que entrañan para las personas que las cruzan para llegar a la Vía Verde del Cidacos, bien sea caminando, en bicicleta o corriendo.

Reparación con cargo al Ayuntamiento

Sobre este asunto, aunque no se acordó ninguna actuación concreta, la concejala de Urbanismo, Rosa Ortega, explicó que la reparación de las infraestructuras debe correr a cargo del Ayuntamiento calagurritano. Debido al deterioro que presentan, la responsable del departamento de Urbanismo se comprometió a determinar con los técnicos de su área el precio de lo que podría costar la reparación con la finalidad de proponer una partida para este fin en el Presupuesto Municipal para el año 2017.

Por otra parte, este periódico quiso ayer conocer en profundidad las intenciones del equipo de Gobierno en relación a estos dos puentes, pero no consiguió ninguna declaración al respecto.