La Rioja

El fiscal de Palma Miguel Ángel Subirán denuncia en el Ayuntamiento la suciedad de la Era Alta

Detalle de la suciedad acumulada en el terreno la Era Alta.
Detalle de la suciedad acumulada en el terreno la Era Alta. / M.A.S.
  • Natural de Calahorra, el jurista ha cursado por registro hasta tres quejas para que se limpie el parque donde se mezcla la basura con las ratas

El fiscal anticorrupción de Palma de Mallorca, el calagurritano Miguel Ángel Subirán, ha emprendido su propia 'batalla' a favor de la limpieza del parque de la Era Alta de Calahorra. En la recta final de las últimas vacaciones en su ciudad no ha cejado en su empeño de ver en buenas condiciones los jardines y espacios verdes de este parque.

Todo comenzó el pasado domingo, cuando en un paseo con su perro por la Era Alta comprobó la gran cantidad de suciedad que se acumulaba por todos lados. Subirán tomó fotografías con su teléfono de la basura que se encontró a su paso y el pasado lunes 26 registró una queja en el Ayuntamiento de Calahorra, en la que aportaba seis fotos del estado del lugar.

Previamente «hice varias denuncias verbales» -precisa- a concejales del equipo de Gobierno, que se limitaron a contestarle que «la gente es una incivilizada», sostiene. No contento con la respuesta municipal, al día siguiente (día 27) hizo de nuevo un recorrido por el parque, que le llevó a registrar una segunda queja ya que la suciedad seguía igual. Ésta la acompañó de quince fotografías más.

El fiscal denuncia que el estado de la zona es «impactante». «Es un auténtico estercolero», critica con dureza al enumerar toda la clase de basuras y desperdicios que se puede ver en los jardines y lugares cercanos a los senderos que discurren bajo el espacio destinado a aparcamiento y enclave utilizado en fiestas como recinto ferial.

Según las imágenes tomadas por Subirán, «en todo el parque» se pueden ver condones usados, botellas de plástico y de vidrio, cristales rotos, ropa usada, restos de botellones y hasta ratas. «Está hecho una auténtica porquería», insiste el fiscal calagurritano.

Ayer miércoles, día 28, después de comprobar que la basura campaba a sus anchas por el parque, Subirán volvió de nuevo al Consistorio para registrar una tercera queja. Este escrito lo acompaña de nuevas fotografías «sobre el mismo escenario al que se refieren las quejas anteriores», sostiene en el documento, al tiempo que vuelve a manifestar que «la situación es la misma».

En este documento pone en duda también la eficacia del servicio de limpieza y mantenimiento de Calahorra, que en la actualidad está gestionado por la empresa FCC. «No alcanzo a entender si el servicio de limpieza por ustedes contratado y pagado por todos los ciudadanos tiene una frecuencia diaria, semanal, mensual... ¿nunca?, cuestiona el fiscal de Palma de Mallorca.

Cumplimiento del contrato de limpieza

Pero Miguel Ángel Subirán va más allá y recuerda en una de sus quejas que la responsabilidad última de que la ciudad se mantenga limpia y de que la empresa concesionaria del servicio cumpla con su contrato es del concejal delegado del área de Limpieza y Medio Ambiente.

En este sentido, en uno de sus escritos, expone que la «dirección» del contrato «haga el obligado seguimiento de verificación y comprobación de que el contratista cumple diligentemente con sus obligaciones».

El fiscal regresa hoy jueves a su destino, Palma de Mallorca, para incorporarse de nuevo a la Fiscalía Anticorrupción, a la espera de que en su próximo viaje a Calahorra la Era Alta ya esté limpia.