1.500 fans del punk en Calahorra

1.500 fans del punk en Calahorra

La segunda edición del Kalagurrirock reunió a 1.500 personas en la carpa del Silo de Calahorra

Sanda Sáinz
SANDA SÁINZ

El sábado se celebró por segundo año consecutivo el festival de punk rock Kalagurrirock en Calahorra. El atractivo cartel, unido al cambio de ubicación sirvieron como aliciente para congregar a 1.500 personas en la carpa del Silo, junto al centro joven.

Apenas había público cuando comenzó la primera banda, Boheme, de Calahorra, pero no por ello sus cuatro músicos dejaron de darlo todo en el escenario mientras llegaba la gente poco a poco. La apertura de puertas tuvo lugar a las seis de la tarde y Boheme empezó a tocar a las seis y veinte. Su primer tema fue una versión de 'Bienvenidos' de Miguel Ríos, una buena manera de iniciar el festival.

Durante toda la noche los horarios marcados por la organización se cumplieron rigurosamente y el buen ambiente llenó la carpa y sus inmediaciones.

Con los también riojanos Silenciados, el aspecto de la recinto era ya espectacular. Se notó que tienen muchas tablas y muy buenas canciones y el público lo agradeció.

Después Reincidentes se encargó de atronar la carpa continuando la fiesta. Fue una de las bandas más esperadas y salió en tercer lugar porque esa misma noche también actuaba en Zaragoza.

Siguió el concierto con Kaótico, Gatillazo y Josetxu Piperrak que demostraron tener una legión de fieles seguidores que saltaron y corearon las canciones de las bandas durante toda la noche.

El festival, organizado por Izquierda Unida de Calahorra y auspiciado por el Ayuntamiento, resultó un éxito organizativo y de asistencia.

Ya se prepara la tercera edición con el objetivo de conformar un cartel con artistas reconocidos del panorama rockero estatal y convertir este evento en un fijo del calendario musical del país.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos